Domingo 26 DE Mayo DE 2019
El Acordeón

¿Alguien tiene idea?

La Telenovela

Fecha de publicación: 31-03-19
Por: Ana María Rodas

A principios de año escribí sobre dos formas en que la humanidad se acercaba a su desaparición de la Tierra. (Lo que, en medio de lo que está sucediendo en casi todas partes del planeta, sería hasta deseable.) A nadie le gustan los bichos infames: zancudos, moscas, cucarachas.

En febrero, asqueada por lo que estaba sucediendo en el ámbito político del país —al que Jose Rubén Zamora llamó el jueves 28 acertadamente “piscina de estiércol”— anuncié que hacía una maleta imaginaria para irme a algún lugar más ficticio aún. Y que regresaba después del 16 de junio.

Algunas almas transparentes y delicadas hasta me desearon feliz viaje, cosa que les agradezco mucho. Pero en realidad, lo que quería decir era que estaba harta de esa inmundicia que ha sido llamada Pacto de Corruptos con una exactitud, perfección y rigor pocas veces vistos en mi vida.

Tomemos los titulares de elPeriódico desde el lunes 25 de marzo hasta viernes 29 del mismo mes. Y parte de una información de Nómada de abril de 2018. Muy cortita. No pienso meterme en muchos detalles. Saquen ustedes sus conclusiones:

Lunes: Las redes familiares que buscan cooptar el Estado y en las tres páginas siguientes, las fotografías, los nombres, los parentescos de aquellos que, con todo el descaro del mundo se aprestan a seguir prendidos a la teta de la vaca Estado mientras lo único que sucede es que la gente se desahoga escribiendo twitters. Las “autoridades” callan tranquilamente. Sin duda porque o ellos o sus parientes, están jugando a la cooptación estatal.

Martes: EE. UU. revoca visa a 150 guatemaltecos y solo sale a relucir el nombre de la señora que huía con una peluca pelirroja y corta; pistola al cinto, sin duda porque como ella jura, sus delitos son menores. Aunque sus audiencias se hayan suspendido una docena de veces en cinco diferentes juzgados porque los jueces se dicen cercanos a ella.

Miércoles: OJ se queda sin jefes de áreas importantes Y las autoridades (no dicen cuáles) callan la razón del hecho. —Ese día, Jose Rubén Zamora publica Mano militar detrás de las altas Cortes y del Organismo Judicial—. En la portada, un letrerito nos dice que el gas ha subido por costos de seguridad y tipo de cambio. Tal vez para evitar esos altos costos se construyen edificios de tablayeso con tambos de gas en el sótano que luego… ya saben ustedes qué sucede.

Jueves: Denuncian pago para elegir a Contralor y se habla de 100 mil miserables quetzales por la compensación. A mi juicio, pero podría estar equivocada, el titular podría haberse dedicado a Leopoldo Guerra, quien pide protección, públicamente, porque ha recibido amenazas de muerte por haber inscrito a Thelma Aldana como candidata presidencial.

Se dice que hay cientos de personas que quieren salir de la cárcel, y otros cientos que no desean entrar a la cárcel. Pero esas pueden ser elucubraciones, nada más. En Guatemala no suceden tales cosas. Aquí quien comete un delito acepta calmadamente su culpa.

Breve paréntesis para atestiguar lo afirmado en la última frase del párrafo anterior: En abril del año pasado, según el medio electrónico Nómada: “Es un hecho. Decenas de cheques demuestran que la mayoría de las empresas más grandes de Guatemala financiaron de manera ilegal la campaña electoral de 2015 del presidente Jimmy Morales. Ocultaron al Tribunal Supremo Electoral al menos Q15 millones (US$2 millones) y esto explica la alianza a prueba de fuego entre los grandes empresarios y el Presidente desde el momento en el que fue acusado de corrupción por el MP y la CICIG.” Hay fotos de los empresarios y su mea culpa.

Viernes: TSE sin definir futuro de tránsfugas y en la 3ª. página del diario, noticia de que, con motivo del Congreso Nacional de Empresarios, siete de los casi cien candidatos a la Presidencia fueron invitados a un conversatorio. Ninguno de los candidatos indígenas por supuesto. Una invitada, por razones telefónicas, sin duda, no asistió. El presidente del CACIF tendrá sus razones para no haber estado presente. En realidad, cansa eso de haber sido presidente del CACIF en ocho oportunidades, según se afirma en un diario nacional.