Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
El Acordeón

“A las mujeres habría que quitarles el voto”

La Telenovela

Fecha de publicación: 12-06-16
Por: Ana María Rodas
Más noticias que te pueden interesar

El Obispo de Alcalá de Henares, en España, es una figura que ha dado mucho de qué hablar a diarios, revistas, blogs, etcétera  porque con cierta frecuencia lanza sus ideas al público, que reacciona, o desternillándose de risa o convirtiéndose en una manada de búfalos rabiosos.

El señor ostenta un nombre digno de personaje de novela del siglo XIX, donde parecen haberse fincado tenazmente sus ideas. Llámase Juan Antonio Reig Plá. Y al menos en su país podría decirse que es tan famoso como Mick Jagger, aunque la verdad, no convoca a sus seguidores –que los tendrá– a estadios inmensos, llenos de luces y toda esa parafernalia de sonido que acompaña a los Rolling Stones en su rodar por el mundo.

En 2014  el prodigioso obispo comparó el aborto con el Holocausto, y los chiflidos de las españolas no se escucharon aquí porque estábamos muy ocupados comenzado a darnos cuenta de cómo nuestros gobernantes, coludidos con los dueños del país, tenían ya siglos de estarnos haciendo de chivo los tamales.  Pero ese es un tema para otro artículo, menos simpático que el presente.

En aquellas declaraciones, el ínclito obispo no se quedó conforme con su agresión a las mujeres. Pidió o aconsejó –no recuerdo bien– que se les aplicara terapia a los gays y lesbianas, aduciendo que los homosexuales  son enfermos.

Sin duda resonaba en los recovecos de su cerebro, entre otras sesudas consideraciones, un libro que había presentado en enero de ese año en la  Universidad Francisco de Vitoria: La teología feminista. Significado y valoración, de Manfred Hauke.

La edición española había sido preparada por Monseñor Félix Ochayta Piñeiro, quien para tranquilidad de los lectores tradujo como lo he anotado el título del libro que en alemán lleva el nombre ¿Gott oder Göttin? Feministische Theologie auf dem Prüfstand. y que se tradujo al inglés (más valientes los anglosajones) como God or Godess? Feminist Theology. What it is?

El autor, Manfred Hauke, es un teólogo católico alemán. Y sin duda, un defensor del avance de las mujeres en la Iglesia. Que no se queden encerradas en un convento cocinando polvorones y alfajores  y planchando vestiduras sacerdotales almidonadas. No.

Durante la presentación del libro, el inefable  obispo Reig Plá explicó que “en el origen del feminismo radical hay que mencionar la transposición de la lucha de clases a la ‘dialéctica de los sexos’ por parte del marxismo”.

Y mezcló, como base de esa maldad, el feminismo, los escritos de Simone de Beauvoir con las revueltas estudiantiles de mayo del 68,  cosas diversas pero que a su juicio produjeron  la revolución sexual, basada en el pensamiento de Kinsey, Wilhem Reich y Herbert Marcuse.

Al cocktail que había inventado unió la ideología de género, que fincó en el pensamiento de Michel Foucault y Jacques Derrida, el surgimiento de la New Age y el ecologismo.

Bien es cierto que en 2014 yo estaba demasiado metida, con ciertos amigos periodistas, en descifrar cuestiones que vinieron a caer –correctamente utilizado el término– en 2015.

Así que no le di mucho vuelo al emérito obispo y sus teorías marcianas, pero en España las mujeres se alborotaron y exigieron a la Comisión Europea que investigaran y juzgaran a Reig Plá por estar vulnerando la normativa europea contra la xenofobia.

Al final, la CE, que debe haber gozado de lo lindo con las teorías del Obispo de Alcalá de Henares, dijo que le correspondía a España juzgar a monseñor.

Pero ya no puedo contenerme más, ni ver la cosa a través de un velo de comicidad, porque el subnormal religioso ha vuelto a rebuznar, esta vez, afirmando lo que sigue:

“Las mujeres ya están pensando mucho por su cuenta y habría que quitarles el voto” y agregó que el feminismo es un proceso de deconstrucción de la persona. “De hecho, el pensamiento feminista ha propiciado las teorías Queer y Cyborg”

Y la guinda: “el feminismo radical pasó de pedir igualdad al ‘feminismo de cuota’ que reclama al menos la mitad de cargos de responsabilidad para mujeres”.

Quienes se sientan aludidos pueden dirigirse al Obispado de Alcalá de Henares, http://www.obispadoalcala.org/, y dejar donde corresponde sus risueños comentarios.

Etiquetas: