[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Querer saltarse las trancas

opinion

Fuera de lugar o de oportunidad; impertinente, así califica el ciudadano responsable la insistencia del hombre del sillonón, a la acción de urgir las reformas a la Ley de Compras y Contrataciones del Estado. El mismo día que entrega esta solicitud a la suplente en el cargo de Presidente del Congreso, aparecen las columnas de reporteros que indican que a pesar de haberse ordenado la auditoría por parte de la CGC por compras anómalas en el Ministerio de Salud Pública, cuando el doctor Monroy era Ministro, los informes siguen sin presentarse. Se destaca también que de 50 denuncias mensuales que recibía la Fiscalía Contra la Corrupción, las denuncias mensuales aumentaron a más de 200.

Al escenario anterior se agregan las denuncias diarias que encabezan los titulares, en las que se describe con señas, nombres y números, los contratos adjudicados ilegalmente con sobre precios, con colusión de oferentes, etc., por corporaciones municipales de toda Guatemala. A la fecha no se sabe que alguno haya sido investigado o revertido por la CGC.

Esto lleva a confirmar dos cosas: 1- La ley actual con lo rígida que dice el hombre que es, no ha impedido la corrupción. 2- La CGC no ejerce su función y a la Fiscalía Contra la Corrupción le sobrepasan las denuncias su capacidad de acción. Se concluye, por lógica, que hacer más expedita la ley de compras y contrataciones; triplicar o más los montos de las compras, para exigir los mínimos requisitos de legalidad, será un premio a los funcionarios corruptos,  a los financistas de la campaña y los contratistas de ocasión.

Obvia decir que si todas las compras de medicinas e insumos hospitalarios se hicieran a través de convenios con la UNOPS, como ahora lo va a hacer el Gobierno de México, por 6,800 millones de dólares, como ha hecho el IGSS, se verían grandes ahorros y se dejaría de perder tiempo en tratar de taparle el ojo al macho en cotizaciones, concursos y licitaciones que se declaran desiertas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jaime Moreno De León/elPeriódico
Conoce los dinosaurios animatrónicos que están en Guatemala

Una exposición interactiva busca mostrar a los guatemaltecos cómo eran estos animales.

noticia Édgar Gutiérrez
Ferraté

El legado de un científico.

noticia Irmalicia Velásquez Nimatuj
¡La muerte traerá la paz!

¿Porqué responder  a la violencia cotidiana con otra violencia?.



Más en esta sección

La de la insólita calle

otras-noticias

Gobernar no es encubrir juegos sucios

otras-noticias

Guatemala Bajo la Lupa

otras-noticias

Publicidad