[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Baldetti


Jorge Rivera del Águila / DPI 1770 67772 0101

Si la ahora criticada ex vicepresidenta se hubiera ocupado de mejorar la calidad de vida de tanta gente que se mal viste con ropa de paca, ahora sería apreciada y no se encontraría ahogada en tantos problemas legales. Pero no, ella prefirió vivir pendiente de sí misma, de echarse “todo el cofre encima”, como se dice, cofre que era surtido por ropa, calzado y accesorios de diseñadores internacionales, bienes y servicios carísimos y de gran lujo, adquiridos durante sus viajes. Y todo pagado con “OPM”, lo cual no quiere decir aquí “Otto Pérez Molina” sino Other People’s Money, dinero de otras personas, de los contribuyentes, dinero ajeno, del cual se apropió a sus anchas durante el tiempo que estuvo en el puesto.

Se dirá que porqué es así, dado que sus tarjetas de crédito eran pagadas por las empresas de fachada que tenía vigentes, para dar apariencia de legalidad a sus movimientos financieros. Pero resulta que los fondos que ingresaban a sus empresas eran dinero de la corrupción, de esas llamadas “coimas”, las cuales constituyen el delito de cohecho activo y pasivo, por el que el MP sindica hoy a tantos corruptos y corruptores.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Castañón presidirá comisión
noticia
Ejército débil
noticia
Aerolíneas se han quejado de AILA


Más en esta sección

Con más acción estrenan el nuevo trailer de The Mandalorian

otras-noticias

Guatemala supera los 102 mil casos de COVID-19

otras-noticias

Exministro Luis Benito tiene orden de captura por lavado de dinero

otras-noticias

Publicidad