[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Hemos tomado demasiados riesgos…


Los riesgos los tomamos por el deseo de buscar vidas felices, damos rienda suelta a bajos instintos y otros que debieran ensancharse los ocultamos en favor de nuestro placer y desapego a nuestras responsabilidades más cruciales. El apetito sexual desmedido nos trajo enfermedad, desolación, muerte, violencia, bebés desprotegidos. Conseguimos el dinero no importa si hacemos daño. Damos a nuestro pequeñitos un polvo inventando una “fórmula”, y usamos una botella con un chupón de silicona, (lo que no hizo jamás otro mamífero) los dejamos llorar y los alejamos de nuestros vida, de nuestros cuerpos cuando más nos necesitan; y el oro líquido que sale del seno materno, se pierde, dejando un vacío irrecuperable, un ser humano hambriento, física, emocional, intelectual y espiritualmente que busca es sus deseos llenar lo que faltó. ¿A quién le importa? ¿Al gobierno? ¿A los que proveen salud? ¿A los organismos internacionales o los países ricos? ¡A nadie! Debe importarte a ti cuidar de tu vida, comprometerte con tus hijos y buscar en el camino de la vida el paraíso que Dios diseñó para nosotros: los hogares que lo pongan en el trono de sus vidas… Jamás te fallará porque te ama…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
El edificio de la cultura nos pertenece
noticia
La portada del día
noticia David Monterroso Salvatierra / DPI 1576 19222 0101
Si los corruptos continúan ¿Para qué ir a votar?


Más en esta sección

Le multan por comer pistachos y las redes sociales le pagan la sanción

otras-noticias

Francia vuelve a confinarse mientras el coronavirus bate récord de contagios en el mundo

otras-noticias

¿Entrada triunfal? Salta al cuadrilátero y se fractura ambas rodillas

otras-noticias

Publicidad