[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Genocidio


Genocidio es la desatención y muerte de millones de personas en los hospitales públicos, por falta de insumos médicos y atención adecuada, provocada por la insuficiencia presupuestaria y ética hacia una prioridad social.

 

Genocidio es la muerte del intelecto de millones de niños y adolescentes que no tienen una educación básica adecuada, condicionada por la miseria, esquemas y presupuestos educativos estatales de vergüenza.

 

Genocidio es tener gobernantes sibaritas de poca monta, con gustos de narcotraficantes, cuyo único propósito es convertirse en magnates, a costa del despojo humano y el desprecio a la vida de los que gobiernan, en clara oposición a los principios de gobernabilidad moral.

 

Genocidio es convertir a Guatemala en una fábrica grande de miserables, cuyo nombre de exportación es: mojados o indocumentados; cuya necesidad los obliga a emprender acciones migratorias temerarias y de horror.

 

Genocidio es la muerte del desarrollo de millones de guatemaltecos en una economía rural de subsistencia, teniendo el país el privilegio de tener tierras ubérrimas y climas magníficos.

 

Genocidio es la muerte de muchas personas que luchan por su vida día a día y sucumben dramáticamente ante la extorsión o el robo.

 

Genocidio es en Guatemala muchas circunstancias cotidianas.

 

Genocidio no es la creación de un escenario artificial y traicionero, en donde pareciera que 36 años de abundante sangre derramada y la creación de vivencias bélicas espeluznantes, por los dos polos de conflicto, no fue suficiente; se traiciona deliberadamente una suscripción de los Acuerdos de Paz, que para los no extremistas, la gran mayoría en el país, fue un acto de gran alivio y satisfacción; la firma de la paz pareciera que fue solo un ejercicio caligráfico, parece que la paz, es tediosa y no enriquece. Es más rentable la conflictividad, aunque sea hoy incruenta. Los escenarios de guerra fueron hechos por los dos enemigos en confrontación, ahora parece, que en este after party de la guerra, se esconden en un manto inmaculado y puro los miembros de un bando. Da la sensación de estar atascados en un muladar pestilente, como dementes repitiendo y haciendo lo mismo, una y otra vez, como una patología social incurable: el mercadeo de la guerra.

 

Por el desarrollo de Guatemala, es imperativo darle vuelta a la página y volver con dignidad a los Acuerdos de Paz. La paz conlleva el perdón.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Andrés Zepeda lacajaboba@gmail.com
Hablemos de subdesarrollo

EL BOBO DE LA CAJA

noticia Katerin Chumil / elPeriódico
Allanan en Cobán propiedades vinculadas a familiares de reo fugado del Mariscal Zavala

Decomisan en dos viviendas más de un cuarto de un millón de quetzales en efectivo.

noticia Jorge Sierra elPeriódico
Un gran heterodoxo del rock

Este lunes 21, se celebra el 75 aniversario del natalicio de uno de los músicos más revolucionarios que parió Estados Unidos en el siglo XX. Zubin Metha dijo: “Es uno de los músicos de rock que hablan mi idioma”. Mientras en Guatemala se le ignoró.



Más en esta sección

Jefe de Comando Sur de EE.UU. analiza con El Salvador lucha contra narcotráfico

otras-noticias

Autoridades hondureñas incineran cargamento de cocaína incautado a cárteles

otras-noticias

“Borat Subsequent Moviefilm” se estrena el viernes en Amazon (video)

otras-noticias

Publicidad