[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Guatemala, la intervención extranjera y CICIG


La frase también se refiere a las intervenciones estadounidenses ocasionadas por la “discapacidad” de los gobiernos locales de resolver asuntos internos desde el punto de vista del gobierno de Estados Unidos y protegiendo los intereses de ciudadanos y entidades de ese país. En tal sentido, Roosevelt postulaba que los desórdenes internos de las repúblicas latinoamericanas constituían un problema para el funcionamiento de las compañías comerciales estadounidenses establecidas en dichos países, y que en consecuencia los Estados Unidos debían atribuirse la potestad de “restablecer el orden”, primero presionando a los caudillos locales con las ventajas que representaba gozar del apoyo político y económico de Washington (“hablar de manera suave”), y finalmente recurriendo a la intervención armada (el “Gran Garrote”) en caso de no obtener resultados favorables a sus intereses.

 

Años más adelante, se hicieron amigos muy próximos de los gobiernos militares que ellos ayudaban a poner o mantener en el poder, y sobre los cuales, pensaban de la forma que en su momento, se expresaron por ejemplo en relación al dictador Anastasio Somoza De Bayle afirmando: Somoza may be a son of a bitch, but he’s our son of a bitch. (“Somoza puede ser un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”). Frase atribuida al presidente Franklin Roosevelt.

 

En 1956 sale a la luz el libro del doctor Juan José Arévalo expresidente de Guatemala y gran reformador de base social para el país. En su libro La Fabula del Tiburón y la Sardina, el doctor Arévalo empezó su historia con el caso de Nicaragua para concluirla con la destrucción del intento nacionalista de reforma agraria y social en la Guatemala que entre 1944-1954, libre ya de la dictadura de Jorge Ubico, intentó zafarse de otra de base económica: la construida por la United Fruit Company. Desde luego que algunos intentos anteriores o posteriores de Washington para controlar los procesos políticos de ciertos países latinoamericanos por la vía de la invasión, del apoyo a la oposición o de asesoría militar –las revoluciones de México y Cuba, la Nicaragua sandinista, Chile en la época de Allende, El Salvador en guerra civil o la “Operación Colombia”– le requirieron a Estados Unidos un esfuerzo mayor y su éxito no resultó tan contundente como el que tuvo en Guatemala o después en Dominicana, Granada, Panamá o Haití, pero en todos los casos la naturaleza de la relación entre la gran potencia y el resto del hemisferio siempre ha sido una relación de poder desigual en extremo.

 

En 1954, la CIA en Guatemala, orquesta el derrocamiento del gobierno democráticamente electo de Jacobo Árbenz. Organiza un ejército de exilados derechistas que con la ayuda de bombardeos aéreos ataca la ciudad de Guatemala. El bombardeo prende un golpe interno de fuerzas militares entrenadas por Estados Unidos, con el apoyo de la Iglesia. Siguieron casi 40 años de violencia y represión que culminaron en la política de “tierra arrasada” de los años ochenta. Más de 200 mil personas perdieron la vida. Árbenz había nacionalizado tierras de la empresa estadounidense United Fruit Company.

 

Hace sentido preguntarse: ¿Estaremos en Guatemala, ante el experimento de un nuevo modelo operativo de Estados Unidos de América y sus aliados europeos para controlar las democracias en América Latina?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez y Enrique García /elPeriódico
Caminos licita compra de maquinaria pesada y acepta la oferta más cara
noticia
Momento horrible donde una mujer cae más de 80 pies desde su balcón

Una universitaria mexicana sobrevivió a una caída de 80 pies después de resbalarse de su balcón.

noticia
Entidad gremial exige cese de agresiones, acoso y amenazas contra periodistas

Ataque físico a corresponsal en Tecpán Guatemala por comerciantes y actitud de aversión despectiva de diputados contra cronista parlamentaria, motivan exigencia para investigaciones, sanción y el siguiente pronunciamiento:



Más en esta sección

Italia exhibirá un colosal David de Miguel Ángel en Dubái imprimido en 3D

otras-noticias

MP realiza allanamientos en la Dirección de Caminos

otras-noticias

Kia inicia un relanzamiento total comenzando por su logotipo

otras-noticias

Publicidad