[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editoriales

Congreso: fracaso total


Estos últimos cuatro años el Congreso de la República ha sido un fracaso total. Nos ha decepcionado (nunca esperamos mucho de los diputados) pero rebasó nuestras expectativas con muchas acciones funestas:

 

– La interpelación a funcionarios cayó en un abuso desmedido, porque se olvidaron de legislar (para lo que fueron electos).

 

– Pasaron cuatro años haciendo campaña anticipada para los partidos políticos a los cuales servían.

 

– El transfuguismo estuvo a la orden del día, y los electores observábamos sin poder hacer nada cómo los diputados se cambiaban del partido por el cual salieron electos, traicionando y burlándose de sus electores.

 

– Por atender sus negocios y asuntos personales muchas veces no se alcanzó cuórum para sesionar y atender asuntos de urgencia nacional. (El salario de los diputados es elevado, mayor al de la mayoría de los guatemaltecos, por lo que no debieran ocuparse de otros asuntos).

 

– Han hecho alianzas entre partidos “opositores”, demostrando así que no los rige ningún código de ética ni ningún plan para cambiar Guatemala.

 

– Muchas de sus decisiones –incluso la elección de Magistrado de la Corte de Constitucionalidad que sustituye al Vicepresidente– han sido realizadas de manera opaca y oscura, al margen del pueblo que los eligió y que hoy les exige cuentas claras.

 

Muchos pretenden reelegirse ¿Cómo? Si su actuar ha sido nefasto. Si no fuera por el papel que ha jugado la CICIG –a lo que el dúo Pérez/Baldetti se oponía a que continuara– no se hubiera abierto proceso para retirar a algunos diputados corruptos, a los que espero se sumen más.  Los diputados al Congreso –salvo algunas excepciones– se dedicaron estos últimos cuatro años a actuar como si estuvieran en una fiesta privada, a despilfarrar nuestros recursos, a manejar sus oscuros negocios y a burlarse de este noble pueblo guatemalteco. Viendo su actuar pareciera que nuestro futuro estuviera en las fauces de unos lobos voraces.

 

Se los hemos dicho en las marchas de protesta, se los han dicho por escrito y en las redes sociales. Guatemala exige hoy un cambio de rumbo, y ustedes no fueron capaces de llenar ninguna de nuestras expectativas.

 

¡No más corrupción, no más impunidad, que se cumpla la ley!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Maurice Echeverría
Grabación

buscando a syd

noticia Jonatán Lemus / Sociedad de Plumas
En Guatemala, “America First”
noticia Luis Fernando Cáceres
La gran falacia de la multitarea

En realidad hacer varias cosas a la vez lleva a la disminución de nuestra productividad.

 



Más en esta sección

Arrestan a futbolista que manejaba un vehículo robado en México

otras-noticias

Empresa china obliga a sus empleados a golpearse a ellos mismos

otras-noticias

VIDEO: Jugador sufre duro golpe en la cabeza

otras-noticias

Publicidad