[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

¡No sea coche…!

opinion

En muchos países, “coche” es un auto. Para los guatemaltecos, coche es una persona sucia, vulgar y mal educada… hasta malintecionada.

¿Quién puede estar en contra de una campaña oficial que diga, ‘Hacé tu parte, no más basura’? Me parece que nadie, porque ciertamente hay muchas personas que tiran la basura en cualquier parte, sin importarles el daño que causan al ambiente, al ornato, al vecino, a sí mismos y a sus familias.

De esa cuenta que toneladas de basura llegan al insuficiente e ineficiente sistema de drenajes de la ciudad capital, el cual desemboca en ríos que van hacia la cuenca norte y la cuenca sur de la capital, para terminar finalmente en el océano Atlántico o en el lago de Amatitlán. Son coches los vecinos que tiran irresponsablemente la basura, como coches son las autoridades municipales que tampoco hacen bien su trabajo de procesar tanta porquería y permiten la contaminación de ríos, mares y lagos.

Allá por el año 1995 –si no estoy mal–, el recordado amigo y periodista José Eduardo Zarco, lanzó en ‘Prensa Libre’ una campaña que tuvo gran éxito y fue bien recibida por muchísima gente: ‘¡No sea coche!’, era el eslogan que utilizaba para sensibilizar a las personas para que no tiraran la basura por todos lados, provocando contaminación y un montón de problemas adicionales. Esa campaña me vino a la mente al leer ayer la noticia sobre la campaña del Ministerio de Ambiente.

Lo primero que vino a mi mente, fue: menos mal que ese ministerio, que hace muy poco –o nada– para proteger nuestro ambiente, haga al menos una campaña de concienciación.  Por cierto que, para darle relieve a dicha campaña, se contó nada menos que con la presencia del presidente Alejandro Giammattei. Bueno, eso quiere decir que pondrán gran esfuerzo para evitar que la basura siga causando destrozos ambientales, lo cual me parece bien…

Pero entonces cabe preguntarse: ¿Si el presidente se preocupa por la basura –desechos sólidos–, no debiera hacer lo mismo con la ‘basura política’? Si, porque según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), ‘basura’, es también una ‘cosa repugnante o despreciable’, algo que se hace de ‘muy baja calidad’. Por ejemplo, todo el trabajo que se está haciendo en el Congreso, la Corte Suprema de Justicia y en muchas instituciones del Estado, reúne la calidad de ‘basura’.

Retrasar intencionalmente la elección de las cortes: ¡basura!; hacer negocios sobrevaluados aprovechando el estado de calamidad: ¡basura!; presionar indirectamente a los fiscales de la FECI, en vez de perseguir a los corruptos: ¡basura!; crear secretarías para nombrar a los cercanos: ¡basura! Si Giammattei saliera públicamente a censurar y cambiar esto, entonces se podría creer en su buena intención.

Sin embargo, el caso de aceptar toda la ‘basura política’ es tan patético, que se habla ya de la reelección de Allan Rodríguez como presidente del Congreso, con el apoyo, por supuesto, del Ejecutivo y la bancada oficial, porque no quieren dejar cabos sueltos y están de acuerdo con toda esa basura que generan a diario. Quieren tener bien aceitado el aparato de la ‘clase política’ para acciones pendientes, como la elección de la próxima Corte de Constitucionalidad (CC).  Pero ¡ojo! no hay que olvidar que el poder atrae a la corrupción y gusta de la impunidad.

‘Coche’ es también aquel que resulta insaciable –con la comida, la porquería o el poder–.  Eso es lo que estamos viendo en Guatemala. Los que tienen el poder lo quieren copar en su totalidad. No les gusta que funcione el sistema de pesos y contrapesos. Lo quieren absolutamente.

Cuando finalmente veamos que la clase política termine de borrar los pocos contrapesos que tiene ante sí –cuando tenga el control de la CC–, entonces veremos cuán cierta es la famosa frase del británico Lord Acton, quien dijo en el siglo XIX: ‘El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente’.  Toda basura es preocupante y repudiable… pero esta es la peor de todas. ‘¡No sea coche!, al que le quede el guante… que se lo plante’.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
El Chapo Guzmán es condenado a cadena perpetua

El narcotraficante mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán fue condenado a cadena perpetua este miércoles por un juez de Nueva York, que también lo sentenció de manera simbólica a 30 años adicionales de prisión.

noticia Evelin Vásquez elPeriódico
Guatemaltecos acumulan 14 medallas de oro en los juegos de Baranquilla 2018

Los deportistas han acumulado numerosas medallas para el país durante los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

noticia Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
Conductor que destruyó columna ingresó a hospital del IGSS


Más en esta sección

Dodgers quedan a un juego de ganar el título de la Serie Mundial

otras-noticias

Facebook con nuevo traductor para 100 idiomas

otras-noticias

Guatemaltecos adornan a sus fallecidos en el cementerio General

otras-noticias

Publicidad