[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Viciosos y narco-corrupción: dos caras de la moneda

opinion

Las elecciones que se vienen  determinarán si los desórdenes por el uso de sustancias serán tratados como enfermedades o bien como falencias morales o crimen. Nakisa Sadeghi, The Lancet.

Si en la inserción internacional, desde el siglo XIX,  hemos notado relevantes actividades  que chupan recursos y modelan oligarquías, encontramos hoy que importantes exportadores se han venido reconvirtiendo al pujante negocio de las sustancias narcóticas, vemos entonces una dialéctica de oferta y demanda:

Demanda: En el último número de octubre, la prestigiada revista médica ´The Lancet’, publica un preocupante análisis sobre la crisis de opioides en los Estados Unidos, y lo relaciona con las elecciones próximas efectuando un cruce con una epidemia nacional, adicional y más antigua que la del COVID-19.

Si antes eran la economía, la seguridad nacional y  el empleo  los mayores puntos de diferenciación  y atención, en la próximas elecciones -a juicio de los altos galenos-  hoy lo es la salud pública: en el 2019 las muertes reportadas tan sólo por sobredosis de sustancias diversas alcanzaron las 72,000 almas, estando los llamados “opioides” como responsables de las dos terceras partes. La nueva pandemia del coronavirus ha exacerbado tal situación, encogiendo el acceso a procesos curativos y otras medidas preventivas o de mitigación, mientras que la salud mental, que es un tema urgente a ser tratado allá y aquí, muy bien puede concluirse que es otro proceso que está catapultando la adicción, y por ende las motivaciones económicas de la demanda.

Los conteos de las muertes – llegados a julio del 2020-  apuntan a un crecimiento cercano al 15 por ciento, sin embargo en ciertas localidades estatales las mismas ascendieron hasta el 30 por ciento, impactando además la recesión económica  en la capacidad de respuesta de los conocidos centros de “rehab” (rehabilitación), como se les llama por allá.

Las propuestas republicana y demócrata son divergentes: Donald Trump busca cortar fondos al programa conocido como ACA (Affordable Care Act), que ahora se ha venido extendiendo  a la atención de la salud mental. Por el contrario Joe Biden ha venido planteando el incremento de la cobertura del ACA, lo que según The Lancet salvaría miles de vidas. Biden también plantea diversas propuestas hacia la búsqueda de la universalización de la salud.

Tales esfuerzos requieren de billonarias inversiones en infraestructura, siendo también más amplia la propuesta de los demócratas, que sin lugar a dudas necesitará de más fondos federales.

Oferta: Una columna de Edgar Gutierrez en este medio la semana pasada es preocupante: nos estamos transformando en narco estado, y asi vamos directo al matadero. Este año alrededor de 3 de 4 alcaldes llegaron al cargo por nexos con el narco local, y hasta rompen el ranquin de audiencia subidos en el cuadrilátero. En Guatemala el trasiego de la cocaína y otros insumos es de alrededor del 10 por ciento del PIB, y no me extrañan entonces las propuestas de salvataje a la banca con subsidio estatal. Y los ponentes ni por asomo se lamentan de mayor déficit fiscal para esos menesteres, pero ponen el grito en el cielo para combatir el hambre.

Un banco por aquí recién ha sido liquidado por esos menesteres. Baldizón está bien guardadito en los States, mientras que todo un ex ministro reciente de Economía que manejaba el Pronacom, la agencia encargada de la inversión extranjera, está demostrado que compró el puesto en base a lavado de dinero, muy formal y legalizado, en las narices de la Superintendencia de Bancos.

No extrañan entonces los comportamientos de la élites, a las que debe mostrársele una   reacción ciudadana de nuevo cuño: los que hemos estudiado por lustros los entuertos del dinero, muy bien sabemos que tal mercancía ficticia encara modelos y sistemas arraigados al monopolio de la violencia e incluso masacres y demás. Bien lo dijo el moro, aquél sabio alemán de ascendencia judía: la acumulación originaria del capital lleva sangre y lodo desde el principio.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú
Señalan a comuna por construcción de pozo
noticia  Óscar F. Herrera oherrera@elperiodico.com.gt
Expertos se pronuncian por continuidad de la CICIG

En una nueva misiva enviada a políticos estadounidenses, se indica que la interferencia rusa sobre la CICIG es “infundada”.

noticia Redacción Oculta
“Disfruto cada vez que subo al escenario” Samantha de la Garza

La actriz mexicana Samantha de la Garza tiene casi una década de vivir en Guatemala. Junto con Juan Pablo Asturias ha construido Escenarte, compañía de actuación que por estos días finaliza la temporada de Macbeth, el clásico de Shakespeare. La intérprete de Lady Macbeth, que además ya tiene en su haber a Ofelia, de Hamlet, conversó con elPeriódico acerca de este papel y otros temas. Las últimas funciones de la pieza son hoy y mañana, a las 20:00 horas, y el domingo, a las 17:00 horas. En el Teatro de Cámara del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias (24 calle, zona 1). Admisión, Q150 y Q100.



Más en esta sección

360º a vuelo de pájaro

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Allan Rodríguez es reelecto con el apoyo de 107 diputados

otras-noticias

Publicidad