[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Rumbo al próximo ciclo próspero

opinion

-60 aniversario del establecimiento de las plenas relaciones diplomáticas  entre la República de China (Taiwán) y Guatemala-

Similar al cíclico calendario del pueblo Maya que se repite cada 52 años mayas, varios pueblos asiáticos se adaptan al tradicional calendario lunar que funciona en base a un sistema numérico de sesenta combinaciones de dos ciclos básicos: los diez Troncos Celestiales y las doce Ramas Terrenales. Este ciclo sexagenario da al número 60 una característica muy significativa en el cómputo del tiempo en dichos pueblos que no sólo se concluyen las décadas pasadas sino también se concibe una perspectiva para el ciclo entrante. Para este año 2020, se cumple el 60o aniversario del establecimiento de las plenas relaciones diplomáticas entre la República de China (Taiwán) y la República de Guatemala, siendo un hito marcado en la historia para ambos países hermanos.

Hace 60 años, los Gobiernos de la República de China (Taiwán) y la República de Guatemala acordaron la elevación de su representación diplomática a la categoría de Embajadas, respectivamente Guatemala el 01 de septiembre y Taiwán el día 22 de septiembre del año 1960. No obstante, el inicio de las relaciones diplomáticas entre ambos países se puede retroceder por lo menos al día 16 de febrero de 1931 cuando el entonces Presidente Jorge Ubico Castañeda de Guatemala firmó una carta presidencial en la que se expresó el interés de acercarse ambos pueblos. La carta sigue bien resguardada en la Academia Histórica en Taipei junto con otra carta firmada por el Presidente Ubico el día 30 de julio de 1935 por el mismo motivo. Posteriormente, en el año 1935 el Gobierno de la República de China instaló un Consulado General en Guatemala, el cual fue elevado al rango de Legación el 22 de diciembre de 1954, y como respuesta, el gobierno guatemalteco también realizó la apertura de su Legación en Taipéi, la actual capital de aquel país asiático. Las relaciones bilaterales se han intensificado durante las nueve décadas mencionadas, entre varios ejemplos, en 1996 el Canciller John Hsiao-yen Chiang fue invitado como testigo a la ceremonia de la firma del Acuerdo de Paz Firme y Duradera que rubrica una nueva página en la historia política guatemalteca. Así, año con año, ambas naciones han forjado una linda fraternidad en base a los valores compartidos.

Igual que Guatemala, la República de China (Taiwán) se caracteriza por ser una nación luchadora desde sus inicios en el año 1911 como la primera república fundada en Asia. Se dedica a construir un país independiente y soberano basándose en los principios de igualdad y reciprocidad, así como reestructurar una sociedad democrática, justa y próspera en base a la equitativa distribución de riqueza. Tras emerger de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial, Taiwán no solo logró superar la precaria economía nacional de entonces (con el ingreso per cápita creciendo desde tan sólo US$57 en 1950 a US$26,528 hoy en día), sino también ha alcanzado a los más destacados puestos a nivel mundial con que su reserva de divisas continúa en el quinto lugar del mundo. Mientras tanto, el país también se sitúa como el 17º exportador y el 18º importador de mercancías mundialmente, convirtiéndose en la 22ª entidad económica del mundo, así como el principal proveedor de productos de tecnología de punta y un epicentro de investigación e innovación para la industria inteligente que se califica como uno de los cuatro súper innovadores del mundo, según las cifras publicadas por la Organización Mundial del Comercio y el Foro Económico Mundial.

Como bien cita el sagrado libro ‘Popol Vuh’ “que todos se levanten, que nadie se quede atrás, que no seamos uno ni dos de nosotros, sino todos”, y mientras Taiwán persigue el desarrollo económico, el gobierno taiwanés nunca se ha olvidado de compartir su experiencia de desarrollo con otros países y brindar el apoyo que tiene a su alcance a los que tengan necesidad. La República de China (Taiwán) se ha dedicado a promover las cooperaciones internacionales en base al espíritu y los principios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la Naciones Unidas (ONU), los cuales se reflejan en Guatemala a través de varios beneficiosos proyectos realizados en materia de infraestructura, salud, educación, agricultura, entre otros; y sobre todo, durante este año 2020, la República de China (Taiwán) ha estado luchando conjuntamente con el hermano pueblo guatemalteco para enfrentar la pandemia COVID-19, demostrándose que ese país asiático no sólo tiene la capacidad sino también la voluntad de contribuir aún más para forjar el sistema de la ONU. En tal aspecto, el Pueblo y Gobierno de Taiwán siempre mantienen su más profundo agradecimiento al Gobierno de Guatemala por su firme apoyo brindado a efectos de la participación de la República de China (Taiwán) en la ONU y sus agencias especializadas.

Hablando de las cooperaciones bilaterales entre Guatemala y Taiwán, la Misión Técnica de Taiwán en Guatemala, desde 1973, ha venido trabajando por más de 47 años con agricultores y pescadores de distintas regiones del país, cultivando no sólo los frutos en esta tierra sino la verdadera amistad con el pueblo guatemalteco. En la actualidad, la Misión Técnica mantiene cinco proyectos que se centran en la revitalización de artesanía a los emprendedores jóvenes, el fortalecimiento a la MIPYME, la industrialización de bambú y el fortalecimiento de agronegocios, y sobre todo, durante la pandemia la Misión Técnica de Taiwán sigue brindándoles asesoría y asistencia técnica a los pequeños productores para aumentar su capacidad y asegurar los ingresos familiares así como mejorar la preparación para integrarse en la rehabilitación económica nacional en el período pospandémico, mismos que se esperan reflejar en sus significativos beneficios económicos y sociales.

En otro frente, la República de China (Taiwán) ha continuado brindando la ayuda humanitaria a los más necesitados de este país hermano. Aparte del siempre apoyo brindado a los damnificados de diferentes desastres naturales acontecidos en Guatemala, este año el Gobierno de Taiwán ya hizo llegar 1,000 toneladas de arroz blanco con el objetivo de consolidar la seguridad alimentaria y mitigar la desnutrición crónica del país. Más aún, con la esperanza de beneficiar a más de 48 mil mujeres embarazadas y 27 mil neonatos como la meta del proyecto, el Proyecto del Mejoramiento de Salud Materno-neonatal realizado por la Misión Técnica de Taiwán con los Hospitales de Amatitlán y Cuilapa se enfoca en reducir la mortalidad materna y neonatal, así también el equipo técnico del Proyecto se convierte en un equipo de asesoría ante la pandemia COVID-19 que comparte la experiencia exitosa de Taiwán en la prevención de la pandemia, asimismo se ha asociado con el Proyecto de Fortalecimiento a la Mipyme para capacitar a los beneficiarios de éste último a fabricar equipos protectores para el personal médico en primera línea.

En el ámbito de formación de recurso humano como la base para sostener el desarrollo nacional, vale la pena destacar que la República de China (Taiwán) junto con la República de Guatemala, los Estados Unidos y Japón llevaron a cabo el 8 de septiembre el pionero seminario virtual para América Latina y el Caribe bajo el Marco Global de la Cooperación y Capacitación (GCTF, siglas en inglés) con el objetivo de compartir las experiencias transnacionales en el combate contra la pandemia, el cual contó con la presencia de más de 200 representantes del sector tanto público como privado desde más de 25 países en la región, y posteriormente se celebrará una serie de seminarios centrándose en temas de la economía digital, ciberseguridad y el empoderamiento de la mujer, entre otros. Anualmente, el Gobierno de la República de China (Taiwán) ofrece diferentes becas para estudiantes y docentes de Guatemala, contando ya con más de 80 becarios guatemaltecos en Taiwán durante los últimos 3 años. Además, también ofrece capacitación vocacional con más de 50 talleres en áreas de salud, agricultura, comercio exterior, cambio climático, gobierno electrónico y turismo, etc.

En cuanto a los intercambios comerciales, ambos gobiernos han contribuido activamente a dinamizar los intercambios comerciales bilaterales, logrando un significativo incremento en los últimos años. Gracias a la firma del Tratado Libre de Comercio entre ambos países en el año 2006 así como su ampliación, los intercambios comerciales entre ambos países crecen anualmente con un aumento promedio del 5%, resultando que hasta 2018 la exportación de Guatemala a Taiwán ha incrementado un 314% haciendo referencia a las de 2006. Siguiéndose la misma tendencia, en 2019 la exportación de Taiwán hacia Guatemala aumentó un 8.23 por ciento mientras que la de Guatemala hacia Taiwán destacó con un incremento de 22.32 por ciento, respecto al año 2018. Durante la primera mitad de este año, la exportación de Guatemala hacia Taiwán seguía ascendiendo a 47.73 por ciento, respecto al mismo período del año anterior, y entre los productos exportados a Taiwán, el azúcar creció un 77 por ciento y el café aumentó un 124.15 por ciento, mientras tanto ambos gobiernos se estaban esforzando conjuntamente para explorar nuevos rumbos, resultando que el rico aguacate guatemalteco también empezó a llegar a los paladares de los taiwaneses como un ejemplo de los esfuerzos. Como todo lo reflejado anteriormente, no cabe duda de que Taiwán y Guatemala siguen siendo socios sostenibles, si bien ambos países se enfrentan a la crisis generada por la pandemia.

El primer año del nuevo ciclo entrante, coincidirá con el conmemorativo bicentenario de la independencia de la República de Guatemala, una señal significativa para ambos países que deja pensar cómo consolidar la fraternidad existente y cómo profundizar tanto las cooperaciones bilaterales como los intercambios en todos los aspectos entre los dos pueblos en base al espíritu de beneficio mutuo y ayuda recíproca. Es nuestra mayor perspectiva que el gobierno y el pueblo guatemalteco sigan confiando en la República de China (Taiwán) como su socio más sólido en Asia-Pacífico, y viceversa, aprovechándolo cada quién como un ‘hub’ para los productos e inversiones de ambos países en las regiones respectivas donde se ubican, con miras a hacer de nuestras dos naciones verdaderos aliados estratégicos por un nuevo ciclo próspero.

*Embajador de la República de China (Taiwán) en Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez elPeriódico
Degenhart planea recibir en Petén a migrantes que soliciten asilo

Degenhart y McAleenan suscribieron el pasado 26 de julio en Washington, el “Acuerdo de Tercer País Seguro” para que Guatemala reciba a migrantes hondureños y salvadoreños que buscan asilo en territorio estadounidense.

noticia Andrea Paola
VIDEO: Batimóvil casero en Rusia termina confiscado por la Policía
noticia Braulio Palacios elPeriódico
El contrabando desplaza a empresarios en occidente

Grefal vuelve a manifestar su preocupación por la entrada de productos desde México que no pagan impuestos .



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Los planes para Centroamérica de los candidatos presidenciales de EE. UU.

otras-noticias

Publicidad