[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Tiempos nuevos y futuro digital de Cancillería (I)

opinion

Me solidarizo con la acción de inconstitucionalidad en contra del ilegal Centro de Gobierno.

La comunidad internacional ha experimentado grandes cambios
desde inicios del siglo presente, que han afectado a la dinámica de la
política internacional. El poder nacional de algunos países como China
ha crecido, mientras aumenta la incertidumbre global. Hay una
competencia entre las grandes potencias en lo político, económico y
militar en este nuevo orden internacional y regional para su propio
beneficio, del cual Asia ha sacado la mejor parte, en detrimento de
Europa y EE. UU., donde figuras como Boris Johnson y un improvisado
Trump le han redituado mal, en un ambiente de autoritarismo en
aumento.
El aislacionismo internacional de Guatemala ha sido
corolario de décadas de gobiernos corruptos, considerados parias,
responsables de que Guatemala ocupe los más altos indicadores
negativos sociales y de justicia en el continente. Ahora ocupa el
último lugar de Latinoamérica en el Índice de Progreso Social (IPS),
que clasifica el desempeño social de 163 países. La cleptocracia de la
clase política y la élite civil y uniformada, existente durante el
régimen militar de los años Ochenta, se transformó en plena Guerra
Fría a través de los partidos políticos en una fachada de democracia,
pues siguieron los mismos problemas estructurales con un Estado
capturado por un estado paralelo hasta la fecha. No ayudaron a
resolver ese problema estructural los atentados del terrorismo
transnacional, en especial los de septiembre de 2001 en EE. UU.; luego
por la crisis bancaria y bursátil mundial de 2008, seguida por la
pandemia universal del coronavirus en 2020, cuyos impactos ahondaron
el problema de la seguridad y los avances sociales en el planeta.
Richard Hass ha dicho que el enemigo principal de Estados
Unidos ha sido la erosión de sus instituciones durante las últimas
administraciones y se requerirá poner en orden la casa para tener una
política exterior coherente. Lo mismo es válido para América Latina
desde hace muchas décadas. Guatemala, en ese contexto, ha ignorado sus
intereses nacionales y no los ha hecho valer en el exterior porque los
gobiernos los han ignorado o no han sabido cuáles son, en especial a
partir de este nuevo siglo, irresponsables en todo sentido.
En ese entorno, el excanciller peruano Allan Wagner abordó
en 2020 el papel de las cancillerías y citó a Richard Haas: “La
pandemia acelerará los procesos de cambio que ya se venían dando como
resultado del acelerado avance de la ciencia y la tecnología y las
modificaciones en la geopolítica mundial como consecuencia de la pugna
entre los Estados Unidos de América y la República Popular China por
la supremacía mundial. Pero como bien anota Henry Kissinger en el
Financial Times, la pandemia alterará el orden mundial para siempre,
por lo que es necesario abordar las necesidades del momento con una
visión y un programa de cooperación global. ‘El desafío de los líderes
es manejar la crisis mientras se construye el futuro’. Y concluye con
una frase contundente de Kissinger: ‘El fracaso podría incendiar el
mundo’. Serán nuestros diplomáticos quienes deberán responder a ese
trascendental desafío en función de los intereses nacionales y un
orden internacional basado en el derecho y no en el poder, propiciando
nuevas formas de relación propias de esta Era Digital. Para este nuevo
mundo será necesario contar con profesionales con pensamiento crítico,
un amplio bagaje intelectual y un sólido equilibrio emocional y buscar
soluciones innovadoras. Pero ya no podrá hacerse con los diplomáticos
tradicionales de cóctel pues para algunos autores de Foreign Affairs
ya son obsoletos frente a los desafíos del siglo XXI, pues son un lujo
caro para privilegiados, cuyo costo que podría reducirse y ser más
eficiente con una cancillería que responda a la era digital.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Lombana, el rockero “antipartidos” que busca terminar con la corrupción en Panamá

Ricardo Lombana, candidato independiente para las elecciones del domingo en Panamá, sueña con derrotar a los partidos políticos de su país para acabar con el despilfarro y la impunidad, y sacar a los corruptos del gobierno.

noticia afp
Maradona pide a los argentinos que se queden en casa

El exastro del fútbol Diego Maradona, entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, instó este viernes a los argentinos a quedarse en casa en el marco de la campaña para combatir el nuevo coronavirus, que se ha cobrado la vida de tres personas en el país con 158 contagios.

 

noticia Tulio Juárez
Roxana Baldetti es ingresada al San Juan de Dios

Sala de Apelaciones autoriza traslado desde Santa Teresa a centro asistencial por padecer fiebre y caída de defensas.

 

 



Más en esta sección

Diputada Eva Monte Bac dice que “no le preocupa” el retiro de la visa estadounidense

otras-noticias

Más ganadores cumplen sus sueños gracias a Pepsi

otras-noticias

Vicepresidenta dice que los opositores no valen nada en Nicaragua

otras-noticias

Publicidad