[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Escandaloso fraude electoral en Bolivia

opinion

Según el informe final de la auditoría de la OEA sobre las elecciones celebradas en Bolivia, el domingo 20 de octubre de 2019, hubo manipulación dolosa e irregularidades graves que imposibilitan validar los resultados que favorecieron al exgobernante Evo Morales, socio principal del chavismo y abanderado del Socialismo del Siglo XXI, quien pretendió prolongar su mandato presidencial por cinco años más, a través de elecciones amañadas y fraudulentas. Por cierto, Morales gobernó Bolivia desde enero de 2006 hasta que renunció, abandonó el cargo y huyó a México el 11 de noviembre de 2019, o sea que permaneció en el poder durante 13 años, 9 meses y 18 días.

El informe de auditoría de la OEA acredita que la manipulación dolosa de los comicios se produjo en dos planos. En primer lugar, se produjeron alteraciones de las actas y la falsificación de las firmas de jurados de mesas; y en un segundo plano, en el procesamiento de los resultados se redireccionó el flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por personal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), lo que posibilitó la manipulación de datos y la suplantación de actas.

Asimismo, se detectaron irregularidades graves, tales como la falta de resguardo de las actas y la pérdida de material sensible. Por otro lado, los hallazgos revelan la parcialidad de la autoridad electoral. De hecho, los miembros del TSE permitieron que se desviara el flujo de información hacia servidores externos. El informe también destaca “la paralización intencional y arbitraria, sin fundamentos técnicos, del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP)” o conteo rápido.

En el informe se concluye que “las manipulaciones e irregularidades señaladas no permiten tener certeza sobre el margen de victoria del candidato Evo Morales sobre el candidato Carlos Mesa. Por el contrario, a partir de la abrumadora evidencia encontrada, lo que sí es posible afirmar es que ha habido una serie de operaciones dolosas encaminadas a alterar la voluntad expresada en las urnas”.

 A juicio de expertos, este burdo escamoteo se asimila a los fraudes electorales que se han perpetrado en Venezuela, bajo el dictador Nicolás Maduro. Asimismo, acredita la sospecha de que tenía fundamento la denuncia de fraude en el referendo constitucional celebrado en Bolivia el 21 de febrero de 2016, cuando el 51 por ciento de los electores se opuso a la reelección presidencial de Morales, en el sentido que la mayoría a favor del no fue bastante mayor a la oficializada. En todo caso, a pesar de esta decisión popular, el Tribunal Constitucional habilitó la reelección presidencial de Morales, pasando por encima de la Constitución de Bolivia que lo prohíbe expresamente.

Ahora Morales, convicto e impune, se ha trasladado de México a Argentina, bajo la protección del régimen peronista de los Fernández-Kirchner, que se instalará en el poder mañana 10 de diciembre, para tratar de incidir, desde un exilio dorado, en las próximas elecciones bolivianas.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Ferrari, con el 1-2
noticia Amílcar Álvarez
De qué se quejan

Al final de la jornada el destino los castiga con severidad porque cuando no son lodo son polvo.

noticia Braulio Palacios
Historias y experiencias de emprendimiento en el Trainning Day

En su tercera edición busca brindar herramientas y estrategias para lograr que los negocios permanezcan en el tiempo.



Más en esta sección

La de los Cempasúchil

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Real Madrid, a recuperar el terreno perdido

otras-noticias

Publicidad