[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Pánico social y cacería de brujas

opinion

Hay que ser muy corto de entendimiento, engreído y porfiado para atreverse a levantar la bandera de la defensa de la honorabilidad cuando uno carece lo que reclama en otros. Los diputados que presentaron tan infame propuesta han dejado a la vista de todos sus aviesas intenciones y poco entendimiento de cómo funciona el derecho a la libre expresión en una democracia liberal. Por más ligeros que fueran los controles que se pretendan imponer, que no es el caso, en sociedades en donde no existe un Estado de Derecho bien cimentado, siempre existirá el riesgo que quienes tienen la potestad de crear tales regulaciones abusen de ellas; al extremo, tal y como sucede en Nicaragua y Venezuela, de criminalizar cualquier tipo de actos, pensamientos o mensajes que representen obstáculos para sus intereses particulares. Los diputados ponentes de la iniciativa de ley que pretende penalizar las críticas a los políticos y funcionarios quieren sorprender a la opinión pública invocando nobles principios y creando un pánico moral acerca de los abusos que se cometen por medio de las redes sociales contra la honorabilidad de las personas.

Dicho sea de paso, la mención al pánico moral nada tiene que ver con la tergiversación de la figura del pánico financiero que pretenden hacer estos diputados, sino con el concepto desarrollado por el sociólogo S. Cohen para calificar situaciones en las cuales un grupo de personas y sus prácticas sociales se consideran como amenazas y atentados a los valores e intereses de la comunidad. En términos sencillos, inventarse una “cacería de brujas” para deshacerse de personas o grupos inconvenientes. Que les crean quienes no los conozcan; lo que hoy inicia con el afán de limitar la difamación y la calumnia en las redes sociales, mañana puede terminar con la criminalización de las voces disidentes y la criminalización de la oposición política, y; pasado mañana, con la proscripción de determinadas formas de pensamiento, comportamiento o creencias religiosas. Aunque no hacía falta, hay que estar agradecido con la fortuna que estos diputados sigan “sacando el cobre”. Tal vez así, de llegar a estar habilitados para participar en las próximas elecciones, quienes los llevaron al Congreso con su voto piensen dos veces en los riesgos que conlleva llevar al Legislativo a personas o partidos que están dispuestos a hacer cualquier cosa con tal de eliminar cualquier obstáculo que interfiera con sus intereses.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Se suicida médico del Reims, infectado de Coronavirus

El médico del Stade de Reims francés, Bernard Gonzalez, se suicidó a los 60 años, infectado con el nuevo coronavirus, informaron este domingo fuentes concordantes.

 

noticia Anabella Giracca
Lo pendiente

Y, sobre todo, evitar la uniformidad.

noticia José Barnoya
Las amistades del niño

La cohetería de medianoche ensombrece a la luna y se somatan la barriga las tortugas al mismo tiempo que se carcajean los chinchines.



Más en esta sección

Bill Gates revela cuándo estarán listas más vacunas contra el coronavirus

otras-noticias

5 minutos

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad