[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Superestructuras

opinion

En franco retroceso.

Existe una extraña fascinación por predecir el futuro del país. Con resultados casi siempre desalentadores. Lo que sí se ve claro, es que este Estado se empecina en volver al pasado. En disminuir la marcha ante el inminente paso de la modernidad. Los indicadores son alarmantes y ponen en evidencia la necedad por el retraso:

La prehistórica política se obstina en negar la paridad, Estado obsoleto donde siguen dominando los “hombres blancos capitalinos” con absoluta potestad. Con pretextos absurdos decantan nuevamente su precariedad.

Insistir en retomar la pena de muerte como medida para detener al monstruo del terror, está fuera de tiempo. La lectura de semejante obstinación, es que somos un país que cree que vengarse con más violencia, es la única solución. Que no concentra sus fuerzas en exigir solidez en prevención y justicia.

Burlarse de las voces de un pueblo hastiado, no es así de simple. En pocas palabras, las demandadas reformas a la LEPP quedan débiles, casi hechas polvo (más diputados, transfuguismo enmascarado, fuera paridad, entre otras).

Nuevamente los vientos traen al imaginario la posibilidad de salarios diferenciados, ¿cómo así? ¿Salarios diferentes para el mismo trabajo? Era un asunto sepultado. Sin embargo, empresarios y Ministerio de Trabajo insisten en desenterrar muertos.

Como si fuera poco, acá la víctima resulta ser victimaria: Niña violada, niña culpable. Bebé muerto por falta de atención hospitalaria, madre culpable.

No se vislumbra una manera diferente de hacer política. Los oficialistas se sirven de los tránsfugas, de contratos onerosos, de personajes oscuros, de errores perentorios. El mismo discurso coraza: “No hay dinero”. ¡La desesperanza!

Hasta ahora, no se ve interés por resolver conflictos articuladamente. Se sigue privilegiando a los privilegiados, ¿mancuerna eterna?. Llegó el cansancio. Líderes perseguidos, encarcelados y en algunos casos hasta asesinados; territorios pisoteados; ríos desviados; pobreza exacerbada; niños desnutridos. Sin atención de escuela y de salud. Más cansancio. “¡Nada pasa!”, “Estamos jodidos”, dice la gente.

Han circulado videos de las supuestas Fuerzas Armadas Campesinas, FAC. Independientemente de su veracidad o de que sea una treta para justificar la toma militar del territorio, u otras versiones que circulan por ahí, el tema de fondo es grave (población burlada. Furiosa).

Vamos en retroceso, y el peor paso hacia el pasado, sería la violencia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Corte Interamericana responsabiliza a Guatemala en caso de amenazas a jueza
noticia
Pocas esperanzas de encontrar sobrevivientes en el relleno sanitario de la zona 3

Socorristas reanudaron este sábado la búsqueda de 24 desaparecidos por un alud de basura en el principal relleno sanitario de la capital de Guatemala, pero con pocas esperanzas de encontrar sobrevivientes, informó una fuente de protección civil.

noticia AFP
Guatemalteca denuncia “crueldad” de centros para migrantes

El Departamento de Seguridad Interna y la Patrulla Fronteriza han sido fuertemente criticados por las condiciones de detención de los migrantes.

 



Más en esta sección

La portada del día

otras-noticias

360º a vuelo de pájaro

otras-noticias

Guatemala se acerca a los 104 mil casos positivos de COVID-19

otras-noticias

Publicidad