[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Las listas negras

opinion

Prejuiciosos, rabiosos y resentidos.

Independientemente de todo el estiércol que ha salido a luz en el último año y que hoy vemos cómo se replica en muchas naciones alrededor del mundo, debe haber conciencia de que en Guatemala prevalece la ciudadanía trabajadora, solidaria y decente, aunque las oportunidades de superación personal sigan limitadas para una gran mayoría, debido a vacíos institucionales y desviaciones en el desempeño de funciones, como sigue sucediendo en el Congreso.

El tema que impacta diariamente es la amplitud de actividades corruptas que por años pasó desapercibida e impune. Pero hemos llegado a tal exaltación ante la reiterada exposición de continuadas corruptelas, que ahora se acelera calificación de los diversos destapes, como todo blanco o todo negro. Hoy ya no se califica con base a información sustentable y válida; hoy se coloca a personas honradas en la misma condición que a los delincuentes dependiendo de las simpatías o antipatías que los prejuicios sociales han establecido.

El último caso, relativo a la información revelada en el caso “Panama Papers” del Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) y la referencia al registro de empresas y cuentas de guatemaltecos en el extranjero, es revelador ya que si bien muchas corresponden a figuras públicas, algunas ya cuestionadas e investigadas, también ha sido utilizado por individuos particulares como un derecho lícito que ha existido desde tiempo atrás.

El punto es que no se puede echar en el mismo costal a las personas que han aportado recursos legítimamente adquiridos a lo largo de los años, con la mancha de poderosos “ricachones emergentes” y repentinos, muchos de los cuales han obtenido el dinero utilizando mecanismos fraudulentos y criminales para lavar dinero y así esconder recursos mal habidos.

Pero nunca se puede generalizar. Nada más ilustrativo que lo declarado por el superintendente de Bancos, José Alejandro Arévalo, quien precisamente en una entrevista en televisión, expuso su enfoque objetivo y profesional sobre los elementos de análisis que deben considerarse antes de tachar como corruptas a todas las personas señaladas.

En el mismo sentido, alienta el hecho que la CICIG atienda la información filtrada, relativa al bufete Mossack Fonseca, y la declaración del comisionado Velásquez sobre el análisis y la posterior investigación con el MP en los casos que corresponda.

Rebasando las fronteras, es pertinente señalar por ejemplo, como pretende equipararse la participación en “offshores” del presidente Macri que proviene de una familia con larga trayectoria financieramente exitosa y quien “en 2009 formó parte junto a su padre y uno de sus hermanos del consejo de administración de una sociedad offshore con sede en Bahamas” y la historia del señor Vladimir Putin. Se informa al respecto, que hay depósitos de amigos del gobernante que alcanzan los US$2 mil millones en depósitos los “que no habrían sido posibles sin su amparo…” (diario El País, Madrid, 5 abril, 2016)

Asimismo, me resultó en extremo chocante que a raíz de la publicación de los informes publicados recientemente por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, varios diarios a nivel internacional, formularon comentarios relativos al tema, bajo el titular de que Guatemala formaba parte de la “lista negra” de violaciones a derechos humanos, junto a Cuba y Venezuela. Por favor señores, con solo abrir los ojos surge la evidencia de las grandes diferencias entre los tres países, a partir de los sistemas de gobierno que imperan. Aquí se respeta el mecanismo electoral democrático y el cambio periódico de autoridades. Aquí, todavía no existe la bota dominante que impone sus órdenes a todos los ciudadanos y a los organismos del Estado; aquí todavía hay proliferación de medios de comunicación y libertad de expresión (aunque afectada por la violencia y la impunidad que prevalece en muchos casos); pero aquí no hay presos políticos; aquí, etcétera…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Regresa la fiesta deportiva: Vuelta Ciclística a Guatemala, edición 57

La competencia es reconocida por la Unión Ciclística Internacional como categoría 2.2; consolidándose como uno de los eventos más importantes de América.

 

noticia Luisa Paredes
Relator señala crisis en elección de cortes
noticia Ferdy Montepeque fmontepque@elperiodico.com.gt
Covial destina Q400 millones para pagar deuda atrasada

La mayoría de las carreteras se encuentran colapsadas.

 



Más en esta sección

Elektra Guatemala celebra sus 23 años creando momentos felices

otras-noticias

Nestlé Guatemala inaugura su centro de distribución más grande de la región

otras-noticias

Día Mundial contra la Polio: Cerca de su erradicación

otras-noticias

Publicidad