[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Yuca sin miel

opinion

La revelación del enredo es que nos gusta olvidar que por siglos hemos vivido en la oscuridad y seguimos a oscuras.              

Los gobernantes sufren un deterioro acelerado. De Vinicio a Berger los pusieron como camote, no digamos Serrano que paró en Panamá cuidando sus ahorros y Portillo extraditado y en el bote. Colom fue el primer mandilón de la Nación al gobernar Sandra y de Otto el colgado ni hablar, embobado miraba a Roxana en el juzgado, diciéndolo todo. Jimmy está por orden del destino y en dos meses le exigen que diga con qué jabón se baña. A ese paso, el próximo no tomará posesión. Cualquiera pide que los Presidentes sean preparados como Monsieur Hollande o míster Obama, sin fijarse en el pobre nivel de la educación que tenemos. La primaria no llega ni a eso, la secundaria pública es peor que la privada convertida en negocio sin pagar impuestos. La superior anda por la calle de la amargura. La Universidad Nacional es una fábrica de profesionales a granel, la Marro pide pelo y baila sola comparada con una española, no digamos Harvard. La pregunta suelta es: ¿De dónde sacamos “Estadistas” si la educación está diez kilómetros abajo del suelo sin ponerle coco. La impresión es que nadie ve ni oye nada, solo los latidos del corazón de su cashpiana.

Mientras se les ocurre reestructurar de forma integral el sistema educativo adoptando y adaptando tecnología disponible, tenemos que aceptar nuestra realidad y a los gobernantes actuales y futuros por ser fruto de lo que somos. Ni más ni menos. Lo cual no significa tolerar ilegalidades sin parpadear, otra opción es importar presidentes y diputados de Alemania o Francia. La revelación del enredo es que nos gusta olvidar que por siglos hemos vivido en la oscuridad y seguimos a oscuras sin entender que nuestra realidad social tiene raíces muy profundas enterradas en el pasado, donde la libertad se volvió invisible. Esa verdad encierra una tragedia envuelta en un silencio seductor, cómplice ideal y lenguaje oficial del sistema, cuyos vestigios se resisten a desaparecer. A pesar de todo algo avanzamos y hay que preservar el proceso iniciado en el 2015 con naturalidad, exigiendo honradez y no permitir que sometan al pueblo a más pobreza y exclusión. De lo contrario el país continuará siendo un paraíso de la elite, convertido en un vehículo que solo cambia de conductor cada cuatro años, agonizando el pópulo entre el lodo y el humo con una herida que no la cura el llanto ni la compañía del esplendor del silencio, pensando que no vivirá para contarlo.

La perspectiva es de pronóstico reservado. En el Gabinete pocos ministros destacan, entre ellos los de Cultura y Deportes y de Ambiente y Recursos Naturales. Los de Economía y Finanzas no responden a intereses del pópulo, son soldados del statu quo delatados por el origen. Y no es raro que suspiren por el salario diferenciado o digan como otro soldado pelón, que es inconstitucional la ley de Tarjeta de Crédito en especial el Artículo 11, soñando que sigan fijando los intereses sus admirados gatos de angora jugando cuchumbo y lo inviten. En ese sentido, es saludable reconocer que el Artículo 133 de la Constitución Política de la República no determina de forma expresa quién debe fijar las tasas de interés de las tarjetas de crédito ni limita la función legislativa del Congreso para hacerlo. De esa cuenta, del mismo modo que las puede liberar también tiene facultad de fijarlas sin pedirle permiso a nadie. Y como la Constitución se cumple no se interpreta, es evidente que el Artículo 11 del Decreto número 7-2015, de ese Organismo no la viola. Por si fuera poco, el pueblo delega su soberanía en los poderes del Estado para que velen por el bien común como fin supremo, no para clavarlo por la retaguardia con formalismos legales que forman parte de una agresión financiera bien planificada, lo que no deja de ser inquietante.

Y con permisito dijo Monchito.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Armando de la Torre
De nuevo nos llega esa hora: ¿sabremos aprovecharla?

Vivimos un momento sin apenas precedentes, aunque la mayoría todavía no parece haberlo digerido en toda su trascendencia.

noticia Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
CICIG acompañará proceso de integración de la CC

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y por lo menos 60 organizaciones sociales convocadas por el Movimiento Pro Justicia acompañarán el proceso de selección de los cinco magistrados titulares y cinco suplentes para la Corte de Constitucionalidad (CC), a efectuarse en marzo de este año.

noticia Luisa Paredes
“Entre nosotras nos cuidamos”: jóvenes apoyan a mujeres durante la emergencia

El grupo tienen un centro de acopio en la zona 1 de la capital y reciben donaciones por medio de depósitos monetarios.



Más en esta sección

Gobierno y sector privado presentan propuesta para impulsar las exportaciones

otras-noticias

Nuevas restricciones en Madrid por el virus, mientras el gobierno español baraja el estado de alarma

otras-noticias

Opositor venezolano Leopoldo López en camino a España tras salir de la embajada en Caracas

otras-noticias

Publicidad