[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Necesaria prevención

opinion

El punto final se ha sustituido –de facto– por una coma inexistente y escogidos agregados…              

Estando aún lejos de lograrse un “estado de Derecho” que pudiera asemejarse a lo perfecto, es decir, a aquella situación en que las normas –normas legítimas– se acatan espontáneamente y si excepcionalmente se incumplen –el incumplimiento es la excepción y no la regla– observando las normas del debido proceso se persigue y se castiga a los infractores, restableciéndose, hasta el límite de lo posible, el orden perturbado –lejos decía,– de que la nuestra se asemeje a la situación descrita, se pretende introducir “ideas” (posiblemente con la mejor de las intenciones) que crean confusión y que, si llegaran a adoptarse, la harían imposible: no se puede alcanzar el estado de Derecho con el atropello de las leyes.

Dejo constancia expresa que me refiero tanto al estado nacional de Derecho, circunscrito este a que la situación descrita se produzca en un Estado –el que sea– como al estado Internacional de Derecho, del que se habla muy poco y que se trata de esa misma situación pero referida al cumplimiento de las normas internacionales, la persecución y castigo de los Estados infractores y la reparación del orden por ellos perturbado.

En el tema del reciente restablecimiento de las relaciones diplomáticas –plenas– entre los Estados Unidos de América y la República de Cuba se omite lo jurídico, pasándose por alto la norma internacional que prohíbe que se usen los alimentos como un arma de presión política. Tal la prohibición, clara y terminante y que concluye con un punto: indiscutible norma que hace ilegal el bloqueo contra Cuba.

El punto final se elimina y se sustituye por una coma que se inventa y el siguiente agregado: Está prohibido el uso de los alimentos como un arma de presión política, (tal el mandato) pero, con la coma espuria: “salvo si se hace para bien”, la prohibición se hace nugatoria, ¿Quién “el juez” que califica?

No se trata de que si el bloqueo pueda ser útil o no –el tema que se discute– sino es legal o no, lo que se soslaya.

¿Tan poco nos importa la ley?

De igual forma, se han dado otros en sustituir el punto final por una coma y hacerle un agregado a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y, así, a su norma que manda que no deben inmiscuirse los agentes diplomáticos en los asuntos internos del Estado receptor: punto, sustituido el punto por coma, se le introduce un agregado, “salvo si es para alcanzar nobles propósitos”, espurios tanto el agregado como la coma.

¿Dónde, en la Convención de Viena ese agregado y esa coma?

El tema jurídico no es de política exterior, sino de cumplimiento o incumplimiento de las leyes.

Leo la entrevista hecha por elPeriódico a Baltazar Garzón, entrevista en la cual –con esa misma línea de comas y agregados– afirma que la ley se aplica de acuerdo a las circunstancias del momento en que se hace lo cual equivale, ni más ni menos, a que –sobre la ley– sea la oportunidad o la conveniencia lo que prive.

Con tal libertad, los “intérpretes” sostienen que pese a que existe la norma de la FAO –norma de Derecho Internacional que lo prohíbe– si cabe el bloqueo contra Cuba por el “noble” fin que se persigue, tal y como, en lo que respecta a la prohibición de no injerencia en los asuntos internos de un Estado receptor debe tenerse por no puesta si –con ella– también esto se persigue.

Baltazar Garzón trató de sustituir en el Reino de España, el punto de una norma y, así, permitirse una persecución penal prohibida por las leyes, la de delitos que fueron objeto de amnistía y que, en consecuencia, no pueden perseguirse.

Quienes quieran poner comas a las normas en sustitución de sus puntos finales e introducirles “agregados” deben comprender que existe una sola forma legítima para lograr lo que pretenden y que no es otra que la del cambio de las leyes, función política de toda validez, no siéndolo, en cambio, la invención arbitraria de comas y palabras que no tienen.

Dedíquese el Juez Garzón a la actividad política de que la amnistía decretada en el Reino de España se derogue, pero absténgase de violar la ley y de instar a la violación de las leyes, pobre aporte, en verdad, para un estado de Derecho.

Derogadas las leyes que estorban y, sustituidas, actúese conforme el nuevo ordenamiento pero en tanto conserve su vigor, estese a lo que manda: Está prohibido el uso de los alimentos como un arma de presión política; no deben los agentes diplomáticos inmiscuirse en los asuntos internos de los Estados receptores; no cabe la persecución penal –aunque nos duela– de delitos que, amnistiados, ya no pueden perseguirse.

El atropello de una de las leyes, “inoportuna su aplicación o inconveniente” –tarde o temprano– lo prevengo –inexorable– nos llevará al atropello de las otras.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Trump pide a su gabinete elaborar plan de ayuda al sector petrolero
noticia Jonatán Lemus
Escenario incierto para el 2019

Sociedad de Plumas

noticia AFP/AGENCIAS
Masivo apoyo a empresario prodemocrático Jimmy Lai

El magnate y activista dirige el mayor grupo de prensa prodemocracia de Hong Kong. El lunes fue detenido en un gran operativo. Ayer salió libre.



Más en esta sección

Gobierno y sector privado presentan propuesta para impulsar las exportaciones

otras-noticias

Nuevas restricciones en Madrid por el virus, mientras el gobierno español baraja el estado de alarma

otras-noticias

Opositor venezolano Leopoldo López en camino a España tras salir de la embajada en Caracas

otras-noticias

Publicidad