[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Guatemala en eterna crisis

opinion

Con la vergonzosa cuarta tasa de desnutrición crónica mundial.

La semana pasada los medios reportaron la muerte, en la 24 avenida de la zona 6 capitalina, de Maykol David Morales, de 11 meses, que sufría desnutrición crónica y a quien la diarrea combinada con vómitos acabaron con su vida. Por fallecer en la calle, la tragedia de Maykol impactó en la capital y  no porque fuera otro más de los cientos de niños que mueren anualmente por desnutrición.

La desnutrición infantil ha sido un desafío histórico en Guatemala que, como la mayoría de escollos estructurales, afecta principalmente a poblaciones indígenas y mestizas pobres, olvidadas e ignoradas por el Estado y los medios de comunicación. Según los datos oficiales de UNICEF en Guatemala, cuatro de cada diez niños y niñas menores de cinco años sufren de desnutrición crónica. Dentro de estas cifras, ocho de cada diez niños son indígenas. Acorde al Programa Mundial de Alimentos, Guatemala posee la vergonzosa cuarta tasa de desnutrición crónica del mundo.

Esta y todas las muertes en Guatemala por desnutrición en niños, mujeres y ancianos deberían de indignar, pero sobre todo, deberían de cuestionar los niveles extremos de desigualdad y racismo en los que vivimos, en donde más del 70 por ciento de la tierra cultivable está concentrada en manos del 2 por ciento de la población. Esta desigualdad produce altos niveles de pobreza en los que vive el 59.3 por ciento de la población guatemalteca y la pobreza extrema que afecta al 23.4  por ciento (Encovi 2014). Datos que aumentan  en regiones indígenas rurales donde la pobreza afecta al 79.2 por ciento  de la población. Lugares en donde salarios de hambre se combinan con la falta de infraestructura como caminos,  sanitarios, drenajes, agua potable y la ausencia de centros de salud, que facilitan  la continuación del hambre y la desnutrición.  Unido a la visión retrograda e hipócrita de instituciones religiosas que impiden procesos básicos de planificación familiar.

Guatemala no solo atraviesa una crisis de salud, también vive una crisis alimentaria, educativa, destrucción ambiental, violencia y migración imparable de jóvenes.  Básicamente, Guatemala enfrenta una crisis porque es un Estado incapaz de garantizar el derecho a la vida de su niñez.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia REDACCIÓN elPeriódico
FECI ampliará investigación por cheque del Presidente
noticia
“El apellido Torres siempre lo atacan”

“Toda Guatemala sabía de su amistad con Lima, teníamos una gran amistad”

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Pobladores de Jalapa protestan por el alza en cobros de servicios

El pago por el impuesto del agua entubada ascendió de Q20 a Q60 y los aumentos al cobro por la extracción de basura, son los principales reclamos.

 



Más en esta sección

La de los Cempasúchil

otras-noticias

Real Madrid, a recuperar el terreno perdido

otras-noticias

Joe Biden supera en 10 puntos a Donald Trump

otras-noticias

Publicidad