[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Políticas Públicas y Seguridad Alimentaria (I parte)

opinion

El problema principal de Guatemala, es que no se define el objetivo acerca de cómo queremos vernos hacia el año 2030

Con este título se estará inaugurado el Diplomado de Seguridad Alimentaria en la Universidad de San Carlos de Guatemala, por intermedio de su Unidad Académica de Agronomía –FAUSAC– dirigido a funcionarios y empleados públicos y otros agentes cuya función está orientada al Desarrollo Social. Es meritorio que la universidad estatal reafirme sus valores sociales; además de las aulas de grado, con personal de gobierno y entidades ONG cuyo quehacer sea el devenir histórico social de Guatemala.

La crisis social, económica y política que se vive en Guatemala requiere repensar los paradigmas y un decidido ajuste de actitud social orientado hacia la solidaridad con enfoque de subsidiariedad* bajo sus tres dimensiones: 1. El de Delegación: primacía de la autorresponsabilidad del individuo, 2. El de Asistencia Social: responsabilidad de la sociedad para cada uno de sus miembros, 3. El de Reducción subsidiaria: asistencia social temporal de parte del Estado para todo aquel imposibilitado mientras se recobra la capacidad de autosuficiencia. Esto es: el Estado debe ser solidario desde una perspectiva subsidiaria.

Esta época de crisis es una oportunidad para avanzar hacia el cambio de paradigmas mejorados del Desarrollo horizontal frente a aquellos (paradigmas) que solo han permitido un crecimiento económico vertical con exclusión del 80 por ciento de la población guatemalteca. En este sentido, el Diplomado debe enriquecer su contenido curricular programático en dos sentidos: a. Acorde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteado por las Naciones Unidas el pasado mes de septiembre y, b. Conforme a las necesidades reales de la situación de pobreza y mal nutrición del país. Esto es, que los docentes enriquezcan sus enseñanzas con casos prácticos de éxito en otras latitudes y que propongan soluciones económicamente viables, ecológicamente correlacionadas con la capacidad resiliente del sistema cuencas del país y que sean, socialmente asumibles. Caso contrario, los resultados tendrían un rendimiento decreciente. Y el eslogan del gatopardismo cobraría vigencia: “cambiemos todo para que no cambie nada; o bien, no hagamos nada para que todo siga igual”.

Del mismo modo, en medios periodísticos se observa que el problema principal de Guatemala, es que no se define el objetivo acerca de cómo queremos vernos hacia el año 2030 para cuando finalicen los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Creo, esto es verdad, ya que a la luz de los indicadores de Desarrollo Nutricional se reflejan vulnerabilidades en materia de atención neonatal del recién nacido; al grado que, uno de cada dos menores como promedio nacional padece de desnutrición (medible en aguda y crónica). En el sector rural, los cuadros clínicos se dramatizan hacia 7-8 dolientes de este flagelo por cada diez infantes.

Si aquellos preceptos se entienden como necesarios para el bienestar de la sociedad guatemalteca; entonces, tal como se ha publicado en este medio: “La Economía Social de Mercado –ESM–” es el ordenamiento económico que podría conducirnos al año 2030 hacia una sociedad menos desigual, más paritaria y con mejores estándares nutricionales. Y como bien ha expresado el filósofo de la Justicia social, el estadounidense John Rawls (el teórico del rawlsianismo) y adaptado a nuestra realidad por este servidor con palabras más, palabras menos: “Si el Estado procura ofrecer las condiciones básicas (salud preventiva, educación en servicio, cultura y artesanías, desarrollo empresarial y encadenamientos productivamente familiares) entonces el ciudadano podrá activar el concepto de subsidiariedad y cada quien, según sus propias aspiraciones tendría la libertad de elegir y determinar su propio punto de llegada en el cenit de su vida, siempre que el Estado permita las oportunidades de cómo hacerlo”. Es el desafío a superar.

Consecuentemente, decir: la Seguridad Alimentaria es un concepto más amplio que tiene su inicio en la estabilidad macroeconómica, el fortalecimiento del brazo social del Estado y en una ciudadanía subsidiariamente* empoderada.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EVELYN BOCHEelPeriódico
Pro Justicia advierte vacío para calificar a aspirantes al IDPP

Que el Congreso no convierta a la Defensa Pública en un botín político, demanda la organización y algunos postulantes.

 

noticia Óscar F. Herrera oherrera@elperiodico.com.gt
Corto circuito habría provocado incendio que consumió una librería en centro comercial ubicado entre las calzadas Roosevelt y San Juan

Ambos cuerpos de socorro se coordinaron para sofocar las llamas que amenazaban con propagarse a todo el centro comercial

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
Despegue ferroviario del país sigue en planes

Al menos tres tramos se consideran proyectos potenciales, pero faltan los recursos y la decisión para impulsarlos.



Más en esta sección

Salud reporta baja en pruebas para detectar COVID-19

otras-noticias

Fundamentos para nuestra identidad

otras-noticias

Elektra Guatemala celebra sus 23 años creando momentos felices

otras-noticias

Publicidad