[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Vulgar, bravucón, abusivo, buscapleitos…

opinion

¡Quiere ser el macho alfa del mundo!

Si no fuera porque nació en cuna de oro, diría que es el mejor exponente de un pandillero de barrio (de esos que existían antes de que hubiera maras): vulgar, irrespetuoso, abusivo, buscapleitos, irreflexivo, explosivo y violento. Desde muy joven, le gustaba armar lío y poner a prueba a la gente.

¿Pondría usted en las manos de este vato loco (vato loco for ever!) la seguridad interna del país, nombrándolo Ministro de Gobernación? ¡Claro que no! Pero la cosa se pone peor si le pregunto si ¿le daría usted a ese bravucón y pendenciero irreflexivo un arsenal atómico con todo y sus claves? ¡Sería un peligro para la Humanidad! Así como lo oye. ¡Un peligro para la Humanidad!

Pues, este sería el caso si Donald Trump llegara a ser Presidente de los Estados Unidos. ¿Dormiría usted seguro sabiendo que las claves del arsenal nuclear norteamericano están en las manos de un pleitista que, en su campaña, aseguró que “podría estar parado en medio de la Quinta Avenida (de Nueva York) y disparar contra alguien, sin perder ningún votante”.

¿Qué piensa usted de quien asegura que “el concepto de calentamiento global fue creado por los chinos, para volver a la industria manufacturera estadounidense poco competitiva”. (¿!) Es un charlatán. ¡Está loco!

De entrada, Trump podría desatar los demonios de una recesión mundial si cumpliera sus amenazas comerciales contra China, México y otros países, como Guatemala, que tienen tratados de libre comercio con Estados Unidos porque no tiene ni pies ni cabeza, ni brazos ni tórax ni nada querer ignorarlos impunemente, como Trump lo propone en su plan de política proteccionista.

Sobre México y los mexicanos ha dicho: “ellos envían a la gente que tiene muchos problemas, y ellos traen esos problemas consigo. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores…; México no es nuestro amigo…; construiré un gran muro en nuestra frontera sur, y haré que México pague por él…; multaré al país con cien mil dólares por cada persona que entre de forma ilegal a los Estados Unidos”. (¡Qué estupideces, por Dios santo!)

Veamos otras frases de Trump que van de la ocurrencia y mal gusto hasta la perfecta idiotez: “Cher, yo no uso peluca… Es mío. Y prometo no hablar de tus masivas cirugías plásticas que no funcionaron”. Trump llamó a las mujeres “cerdas gordas, perras, y animales desagradables”. Y en otra ocasión dijo que nunca había visto “a una persona flaca bebiendo Coca Cola de dieta”.

Trump no es una persona que esté totalmente cuerda, como lo evidencian sus extravagancias. Y el que necesite que le aprieten algunos tornillos en la cabeza, podría significar, si llegara a ser Presidente, una guerra nuclear; o al menos, una alteración del balance mundial y de las relaciones comerciales existentes, con gravísimas consecuencias económicas, políticas y sociales.

Decir que una eventual presidencia de Trump es un peligro para la Humanidad no es una exageración; y no hay que minimizarlo, como muchos lo hicieron en Alemania cuando Hitler (un sicópata excéntrico) accedió al poder.

Un gran problema del ser humano es fanatizarse en la ideología, como lo hacen los musulmanes de ISIS, que recién atentaron contra inocentes en Bélgica; o como quedó demostrado en la reciente visita de Obama a Cuba, en donde el fanatismo castrista provocó el mayor éxodo político del continente, bastante más grande que el que desataron todos los dictadores de derecha juntos en la región. Y ahora, tras al fracaso de más de 50 años de embargo y de marxismo, ambas partes han puesto la reversa, aunque no con la misma intensidad.

Por fanático, Trump es peligroso. Como populista extravagante, que se presenta como macho alfa (¡quiere ser el macho alfa del mundo!), podría acarrear grandes males a la Humanidad. Por ello, ¡más vale curarse en salud! ¡No hay que correr riesgos! Take it or leave it.

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Deportes elPeriódico
Termina el sueño

El velerista nacional, Juan Maegli, no pudo acceder al podio de las medallas pero se situó en el octavo puesto en la competencia de láser estándard en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Sala confirma arresto domiciliar a Álvaro Colom
noticia
Despliegue policial causa miedo y enojo


Más en esta sección

EEUU dice que Irán y Rusia obtuvieron datos de electores registrados

otras-noticias

Jefe de Comando Sur de EE.UU. analiza con El Salvador lucha contra narcotráfico

otras-noticias

Autoridades hondureñas incineran cargamento de cocaína incautado a cárteles

otras-noticias

Publicidad