[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

¿De quién pretende defendernos la Iglesia católica?

opinion

Señor Nuncio y Monseñor Julio Vian en base a mi trabajo no sé a que injerencia se refieren.

Al leer las declaraciones del Nuncio Apostólico Nicolás Thevenin referente a la injerencia extranjera en asuntos internos de Guatemala, pregunto: ¿De quién pretende hoy defendernos la alta jerarquía católica? y ¿realmente tiene la condición moral para salir en defensa de la soberanía nacional? Acaso olvidó el Nuncio que en octubre de 1945, apenas seis meses después de que asumiera el Presidente Juan José Arévalo, Monseñor Mariano Rossell Arellano publicó la Carta Pastoral Colectiva de Episcopado de la Provincia Eclesiástica de Guatemala sobre la amenaza comunista en nuestra patria, la que plantea: “Los pobres, en efecto, son los que están más expuestos a las insidias de los agitadores, que explotan su mísera condición para encender la envidia contra los ricos y excitarlos a tomar por la fuerza lo que les parece que la fortuna les ha negado injustamente; y si el sacerdote no va a los obreros, a los pobres, a prevenirlos o a desengañarlos de los prejuicios y falsas teorías, llegarán a ser fácil presa del comunismo”.

Posteriormente, en 1954 publicó la Carta pastoral del excelentísimo y reverendísimo Monseñor Mariano Rossell Arellano, Arzobispo de Guatemala sobre los avances del comunismo en Guatemala (1954) en donde define la cruzada contra el comunismo basada en la relación del Arzobispado de Guatemala con la CIA para derrocar al gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán.

Señor Nuncio y Monseñor Julio Vian en base a mi trabajo no sé a que injerencia se refieren, dado que la poca salud para las y los recién nacidos, poblaciones rurales o mujeres en general, así como la educación bilingüe, letrinización, alfabetización, procesos de empadronamiento rurales, construcción de caminos rurales, introducción de agua potable, construcción de pilas comunitarias, formación ciudadana, en fin, casi toda la inversión social la ha realizado la cooperación internacional, sin esa intervención –paternalista en muchos casos– buena parte de la población que se quedó ya se hubiera marchado para los Estados Unidos mientras otros ya hubieran fallecido. Lo anterior es consecuencia de que las elites económicas y militares –las que hoy apelan a la soberanía nacional a través de ustedes– nunca construyeron un país libre sino un país de esclavos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Helmer Velásquez
Jorge Murga nos lleva a FILGUA

Su letra enjuicia el saqueo de dignidad y naturaleza.

noticia Édgar Gutiérrez
El que se enoja, pierde

Belice ha tenido éxito en su estrategia.

 

noticia AFP
Con la esperanza astillada, indígenas guatemaltecos votan por un cambio


Más en esta sección

Fabricante de autos Tesla se queda sin agua en Alemania por impago de factura

otras-noticias

The Midnight Sky, un vistazo a la humanidad después de la destrucción de la tierra

otras-noticias

El plan de prestaciones de la Usac y las actuales autoridades universitarias

otras-noticias

Publicidad