[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

El último tango

opinion

El deterioro del Estado sigue siendo moral no ideológico.

El siglo pasado fue escenario de un espectáculo político que continúa con ausencia de valores y el engaño, promovido y financiado por los que convirtieron el país en un circo. Sin evadir el destino pasaron a mejor vida las ilusiones de varias generaciones, utilizadas como adorno social por filibusteros que gobernaron dedicados a la rapiña, negando con cinismo indomable el oficio de la corrupción. La propia dirigencia de la guerrilla decapitó sus ideales. Incapaz de alcanzar el poder por la fuerza y rechazada en las urnas, juega con la memoria de la juventud que engañó y sacrificó, y languidece enseñando él cobre en un espacio político reducido a la mínima expresión. Del terror de los plomazos pasamos al financiero. No tienen otro nombre las elevadas tasas de interés que pretenden seguir cobrando los emisores de tarjetas de crédito –algunos del 60 al 100 por ciento anual–persistiendo en la exigencia de que las reglas del juego sean a su gusto, –patente de corso–, sin explicar qué en los países del primer mundo están sometidos a regulaciones estrictas y cobran solo el uno por ciento de interés mensual al usuario, sin cláusulas abusivas. Es de esperar que la Corte de Constitucionalidad vele por la persona, la familia y el bien común, fiel a su razón de ser.

La falta de líderes es un mal endémico que permite a los charlatanes apropiarse del poder político y construir una realidad ideal basada en mentiras, marginando el talento y la inteligencia. La consecuencia es que los problemas sociales se multiplican en proporción geométrica sin capacidad de respuesta, galopando a sus anchas la miseria material y espiritual, la corrupción, la desigualdad y la inestabilidad. Lejos de rectificar ignoran la realidad enfocados en lo superficial, propio de la naturaleza del poder, proclive a olvidar las necesidades del pópulo que pierde la ilusión de vivir mejor, al ser utilizado y consolidar un sistema ajeno a su bienestar, a sus sueños, dañando lo esencial: Educación, salud, etcétera. Error que evita la evolución de las ideas, afianzando un modelo inadmisible que resiste el cambio. La primavera del presente siglo debería inducir a visualizar el futuro desde otra perspectiva, encarando la modernidad con realismo y sensibilidad, sin perder las raíces ni esconder lo que somos, opción que permitiría avanzar y superar con éxito las dificultades sociales, incluido el crimen organizado. Imperio del mal con capacidad de poner en jaque al poder tradicional, siendo prioritario evitar el acceso a información clasificada y erradicarlo.

El futuro espera al nuevo liderazgo con retos formidables, innovación tecnológica y enfermedades sociales que todavía no viven en la imaginación, y si no se tienden puentes entre el bienestar material y espiritual es posible que la humanidad desaparezca, dejando intacto el viejo concepto Homo homini lupus. El deterioro del Estado sigue siendo moral no ideológico, culpa ineludible de los mercaderes y corifeos que lo esconden, endosando los males al comunismo y capitalismo que es barro viejo. Los dos sistemas no resolvieron la terrible desigualdad del siglo XX ni lo harán en el XXI, pero no es válido imputarles todas las contradicciones horizontales y verticales que existen, generadas por la dirigencia corrupta más allá de lo imaginable. Realidad que no le quita el sueño a los zares locales con mentalidad fosilizada, expuestos a un zarpazo imperial de fábula, terminando con sus privilegios que nos tienen de rodillas. La vida cambia. El alboroto social no se acaba por decreto, también emigra sin papeles y tocará las puertas del Capitolio con Trump y su estrategia política del tercer mundo, acelerando la decadencia y el fin del imperio. En el poder puede emular a Nerón, con la diferencia que agarramos fuego todos, al quitar el candado de la puerta del infierno.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Gonzalo Marroquín Godoy
Enfoque: La “joyita” de Delia Bac

¿Qué dirá la Comisión de Transparencia y Probidad del Congreso sobre el comportamiento de la diputada tránsfuga y y experta en transas?

noticia Paula Irene del Cid Vargas/laCuerda
Restitución de tierras a Chicoyogüito

En 1968, el Ejército expulsa a la comunidad violentamente, dejándola al desamparo, sometiéndola al desarraigo y al empobrecimiento.

noticia AFP
Tiroteo en Maryland deja al menos cuatro muertos

La policía confirmó la muerte de cuatro personas incluyendo al sospechoso. La cadena televisiva CNN había reportado tres muertos y dos heridos.



Más en esta sección

Chilenos salen a votar en referéndum constitucional a pesar de la pandemia

otras-noticias

Muere el presidente de Samsung, Lee Kun-Hee

otras-noticias

PNC rescata a mujeres que eran obligadas a prostituirse en Chiquimula

otras-noticias

Publicidad