[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Energía y “desarrollo”

opinion

Naturaleza saqueada al extremo = extinción pronta del planeta.

La energía es un nicho estratégico del capitalismo global (la ampliación por 15 años más de Perenco en Laguna del Tigre llora sangre), es una política mundial que en Guatemala acentúa la desigualdad, provoca conflictividad, ilegalidades y resistencias comunitarias ante la imposición de proyectos que concentran la riqueza en pocas familias/grupos.

Según la US Energy Information Administration, para 2030, la proyección de demanda mundial de energía por tipo de fuente se encuentra afincada en el petróleo (29 por ciento), carbón (26 por ciento) y gas natural (21 por ciento), consolidando la dependencia hacia los combustibles fósiles (el fracking utiliza en su proceso de extracción sustancias tóxicas, alergénicas, mutágenas y carcinógenas que afectan la vida), y contribuyendo a la acumulación descomunal de empresas como ExxonMobil, Chevron, Royal Dutch Shell, British Petroleum, entre otras.

Guatemala, actualmente importa el 68 por ciento de derivados del petróleo para producir “desarrollo”. Entonces, cabe reflexionar sobre lo siguiente: ¿Cuáles son las ganancias fiscales y políticas redistributivas del Estado con la implementación de proyectos energéticos? ¿Qué rol juegan los organismos internacionales en la definición de la política energética 2013-2027? ¿Cómo construyen su matriz de consenso y legitimidad las transnacionales en las repúblicas bananeras? ¿Cuáles son los intereses energéticos subyacentes de EE. UU. en el Plan de la Prosperidad (disputas de mercados junto con China, Rusia y Brasil en la región) y en el DR-CAFTA?

Aunque no somos un referente en la geopolítica petrolera, nuestro país es codiciado por las potencias hegemónicas y transnacionales, por ser un país megadiverso y porque su potencial energético es enorme, a saber: a) petróleo (reserva de 195,146,605 barriles); b) potencial hidroeléctrico (6,000 MW); c) potencial geotérmico (1,000 MW); d) potencial eólico (280 MW); potencial solar (5.3 kWh/m2/día), además del potencial de gas natural y biomásico, acá no hay registros contables certeros.

Finalmente, las dinámicas del mercado energético son inevitables y estas se amplían con la industria extractiva (el MEM ha otorgado 22 licencias mineras desde 2012), donde los oligopolios nacionales/mundiales controlan los vericuetos legislativos (reformas urgentes a Ley de Minería y de Electricidad), manipulan la hechura de políticas estatales, poseen privilegios fiscales, sobornan a políticos, violentan territorios indígenas y degradan áreas protegidas sin ninguna regulación socioambiental.

framont@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Mario René Argueta Estrada/DPI 2586 23853 0101
Información falsa
noticia Katerin Chumil elPeriódico
Junta de Disciplina Judicial tiene 15 aspirantes para ocupar 18 cargos

Analistas señalan que realizar esta elección con pocos candidatos genera desconfianza en el sector justicia.

noticia Tulio Juárez / Enrique García
Siete diputados “impresentables” pretenderían crear una “comisión investigadora” en el Congreso


Más en esta sección

FECI: Exministro de Comunicaciones tiene impedimento para salir del país

otras-noticias

Dos tigres se ensalzan en una feroz pelea delante de un grupo de aficionados a la fotografía

otras-noticias

Este hombre desafía las probabilidades y se presenta a Ninja Warrior después de una lesión cerebral

otras-noticias

Publicidad