[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

El afán de los populistas

opinion

Los populistas recetan una democracia de fachada.

A pesar de los elocuentes fracasos de los regímenes populistas que se instauraron en distintos países de América Latina, durante las últimas dos décadas, que se tradujeron en divisionismo, odio, rencor, desconfianza, corrupción, agigantamiento del crimen organizado, de la delincuencia transnacional y de la economía brutal, despilfarro, clientelismo político a la enésima potencia, destrucción de la economía nacional y catástrofe humanitaria, en Guatemala los partidarios del populismo no cejan en su ambición de imponer un “régimen populista autoritario”, con vocación absolutista, caracterizada por la demagogia, el abuso de poder, la confrontación, el choque de todos contra todos, así como la opresión de disidentes, críticos y opositores.

Los regímenes populistas, invariablemente, buscan adaptar el orden jurídico vigente a su aspiración totalitaria y colectivista, y, con ello, perpetuarse y gobernar a su sabor y antojo, sin sujeción a control ni límite alguno. En otras palabras, su objetivo es imponer un gobierno autoritario y arbitrario, pero con apariencia de democrático, por el solo hecho de haber sido electos, generalmente en elecciones amañadas. No importa, entonces, a quien se elija, ya que el electo, confirmando aquello de que el poder absoluto corrompe absolutamente, se dedica a abusar del ejercicio del poder político, a restringir las libertades y los derechos fundamentales de las personas, a gobernar con despotismo e intolerancia, a imponer su voluntad todopoderosa, a ejecutar políticas de terror de Estado contra sus enemigos (aplicación de la ley penal del enemigo), a emitir disposiciones injustas y discriminatorias, a gobernar con opacidad y secreto, así como a enriquecerse ilícita e ilimitadamente.

Los “regímenes populistas autoritarios” no ejercen la autoridad en función del bien común o de mejorar la situación de los incautos que creen en ellos, sino para su beneficio personal. Gravan obsesivamente rentas y patrimonios, malversan, despilfarran y se apropian de los caudales públicos, abusan del ejercicio de la autoridad pública, reprimen a los opositores y disidentes, así como despotrican contra la prensa independiente, que denuncia sus desatinos, despropósitos y actos de corrupción. Luego, el legado del populismo siempre es la devastación de las economías, la quiebra del Estado, el vacío institucional, la frustración, la desesperación y la rabia generalizada.

En todo caso, sostengo que mientras, por un lado, no apostemos a instaurar una genuina y eficaz democracia republicana, sustentada en un sólido Estado de Derecho y en instituciones fuertes, estables y permanentes; y, por el contrario, nos conformemos con una “democracia de fachada”, de “baja intensidad” o “electorera” que recetan los populistas; y, por otro lado, la economía nacional no despegue hacia la innovación, la diversificación y el desarrollo y la prosperidad para todos, no superaremos jamás la incesante ingobernabilidad e inestabilidad política que nos aqueja, y no saldremos del círculo vicioso de la pobreza y del atraso, de la falta de oportunidades, de la inseguridad y de la ignorancia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Paola Guerra
Los cinco peores momentos de Justin Bieber
noticia Redacción elPeriódico
Candidato a Concejal por la UNE tiene asignado vehículo de Empagua
noticia Redacción / Con información de Rony Ríos
Expresidente de la CSJ se excusa de conocer antejuicio contra diputado Armando Escribá

La Corte deberá decidir si retira o no la inmunidad al parlamentario señalado por concusión y fraude.



Más en esta sección

Por tan solo un euro: regalan casas históricas en uno de “los pueblos más bellos” de Italia

otras-noticias

Tres muertos por ataque con cuchillo en una iglesia en Francia

otras-noticias

Colapsó un tramo de carretera en San Marcos

otras-noticias

Publicidad