[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Preservación y promoción del empleo

opinion

Probablemente no sea la mejor solución a los problemas existentes, pero tampoco se pueden pedir grandes exquisiteces cuando se toman decisiones, como se diría en el argot futbolístico, en tiempo de reposición. Finalmente, muchos años después que se conociera la necesidad de reformar los esquemas de incentivos a las exportaciones así como del límite fatídico del 31 de diciembre de 2015, se pudo resolver, de manera parcial, tan añejo problema. La aprobación de la Ley Emergente para la Conservación del Empleo constituye un necesario paliativo para el desarrollo de la actividad exportadora, la maquila y la zonas francas, de cara a los múltiples desafíos que dichos sectores afrontan a nivel nacional e internacional y, sobre todo, de cara a su importancia en la generación de empleo.

Durante los últimos cuatro años fuimos testigos de un interminable debate entre quienes creen que la generación de empleo e inversión constituyen la base del desarrollo económico y quienes pregonan que dicho desarrollo es función directa de los niveles de tributación y de gasto público. Una interesante discusión que muchas veces se perdió en rebuscados argumentos y tecnicismos que impidieron que reinara la razón práctica en este problema. Para bien o para mal, Guatemala se encuentra localizado en una región en donde sus competidores más cercanos utilizan diversos tipos de instrumentos para favorecer la exportación y atraer nuevas empresas e inversionistas, razón por la cual no podemos cruzarnos de brazos y ver cómo florece el empleo y las inversiones en El Salvador, Honduras y Nicaragua. Si bien la recolección de impuestos es importante, es más importante que cientos de miles de guatemaltecos tengan acceso a un trabajo y generen ingresos para mantener a sus familias.

La generación de empleo tiene el beneficio directo que los ingresos monetarios llegan directamente a quienes trabajan, mientras que para que el pago de impuestos se transforme en algún satisfactor para la población se requiere de un aparato estatal efectivo, eficaz, honesto y productivo. Condiciones que, a todas luces, no existen hoy en Guatemala. Hubiera resultado un grave error creer que se beneficiaba más a los guatemaltecos evitando un supuesto, y reducido, sacrificio fiscal que preservando el empleo actual en sectores tan sensibles e importantes para la economía nacional. Corresponde ahora pasar de la preservación a la promoción y la evolución del empleo nacional.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
Propuesta incendiaria: Fijar Q1 más de impuesto temporal al galón de gasolina

Diputado Rodas la plantearía esta tarde en el Congreso, aunque bloque Lider niega que se trabaje en ella, y los expendedores desde ya rechazan tal idea porque el gravamen a los combustibles es de Q4.70 en la superior, Q4.60 la regular y Q1.30 el diésel.

noticia Estuardo Artiga
Pepsi sorprende con el Golazo Millonario

Los guatemaltecos tendrán la oportunidad de ganar premios al destapar Pepsi con la tapa plateada.

noticia AFP
“¡No, es no!”, estudiantes avivan ola feminista en Chile

Las primeras movilizaciones arrancaron hace un mes en la Universidad Austral con una denuncia de acoso sexual contra uno de los profesores. Desde entonces, casi una veintena de facultades y escuelas, entre ellas la de derecho de la Universidad de Chile -la más antigua y prestigiosa del país- se sumaron a esta inédita movilización.



Más en esta sección

Investigadores británicos prevén infectar a voluntarios para avanzar en la búsqueda de una vacuna

otras-noticias

Nueve Estados cuentan con nuevos embajadores en Guatemala

otras-noticias

Tráiler vuelca e impacta con vehículo que transportaba militares

otras-noticias

Publicidad