[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Grandes actores y la paz de Siria en sus manos

opinion

Ahora la Casa Blanca entendió que la cooperación con Moscú es vital.

Resulta de interés comprender cómo al fin EE. UU. y Rusia han logrado ponerse de acuerdo oficialmente para un cese al fuego con los llamados “grupos moderados” opuestos al régimen sirio, para lograr un consenso. Solo así se podrá vencer al Estado Islámico (EI). Eso no fue fácil.

Para entender mejor el contexto me baso en el ensayo de Seymour M. Hersh, Military to Military. Indica que los que han apoyado al EI son: Arabia, Turquía y Catar, para derribar al gobierno sirio de Assad desde hace años. Eso provocó millones de desplazados y tragedias. La Casa Blanca, a través de la CIA, dio armas y financiamiento a los “grupos moderados” que atacaban a Assad, al que tildó de dictador. No obstante, desde 2013 la Agencia de Inteligencia de la Defensa estadounidense, le expresó a Obama que todas las armas americanas dadas a dichos grupos estaban yendo a dar al EI y lo que convenía era actuar con Rusia para enfrentar al EI como el enemigo común. Si se iba Assad, el caos iba a reinar, dijo el informe. Pero Obama no lo tomó en serio y la CIA siguió armando a los “moderados”, cuyas armas fueron a dar al EI. En 2014 Arabia dio US$700 millones en armas al EI y Turquía no se quedó atrás.

Por ello, con su autonomía relativa, los jefes del Estado Mayor Conjunto de EE. UU. (EMC) desde 2013 decidieron dar inteligencia a los países que apoyaban al gobierno sirio (Alemania, Rusia…) para que la trasladaran a Assad, y este tuviera la información necesaria para actuar contra el EI (y los moderados) y les cortara el flujo de armas de Turquía, Arabia, e incluso de Libia, que allí el EI posee gran parte del arsenal de Gadafi.

El EMC siguió así colaborando con Rusia y Siria pese a los sucesos de Ucrania y la crítica oficial a Putin. Este antes colaboraba con EE. UU. y dio su espacio y bases para abastecer a tropas americanas en la guerra de Afganistán. Entretanto, Assad supo aprovechar la inteligencia superior estadounidense que le permitió sostenerse y más con el apoyo aéreo ruso, consentido por el EMC, para atacar a los oponentes de Assad y en especial al EI, que controla a los dizque moderados. El EI estaba feliz con las armas americanas que estos le daban. Ante los ataques rusos, Turquía se enojó tanto que derribó uno de sus jets, que bombardeó a los opositores de Assad por sobrevolar 17 segundos el espacio turco. Obama apoyó al turco Erdogan. También a “los moderados”, aun cuando el primer ministro francés Hollande le pidió que trabajaran juntos con Putin contra el EI, tras los atentados yihadistas en París, y no aceptó. Un avión de pasajeros ruso fue abatido por el EI por los bombardeos rusos en su contra, probaba que les dolían.

Rusia defiende a Assad porque guarda su base naval en Siria pero ataca al EI porque los grupos yihadistas están por igual en su territorio y debe detener su expansión. China por igual tiene grupos yihadistas, los uigures, de Xinjian, con fronteras con Rusia, Mongolia, India, Pakistán y Kazajistán… Los uigures han provocado atentados y plantean su separación. Turquía espera ahí su expansión y el resto de Medio Oriente. De ahí que Moscú y Beijing se entiendan bien y luchen contra el EI (y Erdogan), al punto que consideran que Assad debe continuar y terminar la expansión del yihadismo en la Ruta de la Seda y en el mundo. Tardíamente Israel se unió al grupo que avaló a Assad. Ahora actúa junto a la Unión Europea y Rusia en contra del EI.

Hasta ahora la Casa Blanca entendió que la cooperación con Moscú es vital como lo es para París, Berlín y Beijing, de atacar al enemigo principal que es el EI. Eso acortará el tiempo para que se dé la paz en esta región. Deben estar satisfechos los militares del EMC porque desde 2013 dieron inteligencia a Siria vía Moscú y Berlín y Assad frenó así al EI. La Casa Blanca ahora enfrenta a Turquía, Arabia y Catar para que dejen de apoyar al EI. Eso muestra que no hay una sola política exterior de EE. UU., incluso en materia de defensa, como me enseñaron en dos semanas en el Salzburg-Harvard Seminar los recordados Warren Christopher y Helmut Schmidt.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia elPeriódico
Guatemala Bajo la Lupa
noticia AFP/DPA
Argentina: Fernández niega acusaciones de sobornos

La ex Presidenta está acusada de liderar una asociación ilícita que cobraba sobornos de la obra pública.

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Exministro de Energía y Minas fue detenido y sujeto a proceso judicial migratorio en Estados Unidos

Archila fue liberado luego de pagar fianza de US$25 mil por carecer de visa vigente, por lo cual permaneció detenido durante diez días.

 

 

 



Más en esta sección

Inicia el programa RUK’U’X YA’ en Sololá

otras-noticias

Giammattei solicita a la Comisión Presidencial contra la Corrupción establecer un diálogo con el CIV

otras-noticias

Juventus y Barcelona no llegan bien a su esperado duelo

otras-noticias

Publicidad