[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Más allá de la animalidad

opinion

No son necesarios los edificios elegantes ni la tecnología.

 

El problema nacional de los gobernantes ineficientes es que no hacen bien las cosas porque no pueden, y se excusan en que “no hay dinero”. Creen que para sacar a Guatemala del atraso debería caer del cielo el montón de billetes, y de suceder, nuestros políticos se la ingeniarían para repartírselo. Los “listos”, por su lado, a quienes no les importa la nación ni el beneficio colectivo, son habilísimos para concertar negocios, como el claro ejemplo de la Empresa Familiar Baldetti y Compañía Limitada dedicada al ramo del agua bendita o mágica para limpiar lagos convertidos en cloacas. Para robar se les ocurre cosas increíbles. ¿Qué sucedería si aplicaran tanto talento positivamente? Quizá hasta seríamos ya como Austria o Noruega, casi sin cárceles, explotando en paz la maravilla de nuestro paisaje, del clima delicioso, de los lagos y volcanes haciendo erupción. Pero vamos al revés, de una Guatemala rural, idílica y tranquila, estamos pasando a ser un barrio marginal con lucha de sectas a orillas del Ganges, e invertimos cuantiosos recursos en cárceles que brindan el doctorado en negocios espurios a los ciudadanos más inquietos.

Lo que urge para salir del agujero es liderazgo en educación. Tener el norte claro y quien gire el timón. Para educar al pueblo no se necesita edificios elegantes ni tecnología. Los proyectores, computadoras, Internet y demás recursos valiosos son deseables, pero de nada sirven si no hay quien enseñe. Lo que urge es maestros que sepan y sean capaces de inspirar y sacar adelante a la juventud, aunque se acomode a los niños sobre un block, bajo una lámina pelada y traguen atol con pan duro. Los animales se adaptan, pero el hombre con conocimientos transforma la realidad y mueve montañas.

Los alumnos respetan y dignifican al maestro que los ilumina, y vomitan a quienes pierden el tiempo aburridos, dedicados a enseñar el uso en equipo de las cartulinas (material didáctico que debería de prohibirse por el abuso). Basta ya de la meta de los sellitos burocráticos, diplomas, grados y constancias, lo que hay que despertar es conocimiento. Sembremos educación, cultivemos ciencia y letras, potenciemos a los jóvenes para que descubran el mundo más allá de la animalidad. La habilidad para comprar y vender se manifiesta solita por necesidad o ambición de comodidades, pero los símbolos abstractos únicamente se aprenden en la escuela. Lo que necesitamos es una cruzada por la educación, para que los niños abran los ojos, y entonces, lo demás se dará por añadidura.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia DPA
Brenda Viviana Rodriguez deja de existir en el Roosevelt a las 4:30 horas de hoy

La señorita Brenda Viviana Rodriguez Girón, de 15 años, una de las alumnas atropelladas por un automovilista el miércoles en la calzada San Juan y 33 avenida, zona 7, ha muerto esta madrugada en el Intensivo del hospital Roosevelt.

noticia Lucero Sapalú / elPeriódico
Pacientes denuncian falta de medicamentos en el Hospital Hermano Pedro en Antigua Guatemala

Los enfermos renales y diabéticos dieron a conocer que no han recibido tratamiento ni medicamentos.

noticia Néstor Ahumada Escritor invitado
2018…el retorno

La columna de la ugap



Más en esta sección

La de los Cempasúchil

otras-noticias

Real Madrid, a recuperar el terreno perdido

otras-noticias

Joe Biden supera en 10 puntos a Donald Trump

otras-noticias

Publicidad