[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

El muro entre los EE. UU. y México

opinion

El papa Francisco, durante su reciente visita a México, lamentó que el precandidato del Partido Republicano en las primarias que se están celebrando en los EE. UU., Donald Trump, sea una persona que “piensa en construir muros” y afirmó que “esto no es cristiano”. “Una persona que piensa solo en hacer muros, sea donde sea, y no en hacer puentes, no es cristiana”, afirmó el papa.

Asimismo, el pontífice católico dijo a los 76 periodistas que le acompañaron a bordo del avión de regreso a Roma, Italia, en respuesta a la pregunta de si un católico podría votar por alguien como Trump, quien defiende expulsiones masivas de inmigrantes, así como la ampliación del muro fronterizo entre México y los EE. UU., que “sobre lo de que aconsejara votar o no votar, en eso no me meto”. Sin embargo, fue categórico al señalar: “Solo digo: este hombre no es cristiano si es que dice esto”.

Trump, al conocer lo que sobre él había dicho el prelado católico, dijo que consideraba “vergonzoso” que “un líder religioso cuestione la fe de una persona” y que el papa Francisco era un político, a lo que este contestó: “Gracias a Dios que yo soy un político, porque Aristóteles define al hombre como un animal politicus”.

La declaración del papa Francisco sobre el referido muro antiinmigrante nos recuerda el famoso discurso del presidente de los EE. UU., Ronald Reagan, el 12 de junio de 1987, en el Reichstag, Berlín, Alemania, en la Puerta de Brandeburgo, ante cerca de 45 mil personas, entre quienes se encontraban el presidente de la República Federal de Alemania (RFA), Richard von Weizsäcker, el canciller de la RFA, Helmut Kohl, y el alcalde de Berlín Occidental, Eberhard Diepgen, en relación al “Muro de Berlín”, conocido como el “Muro de la Vergüenza”.

En aquella ocasión, el presidente Reagan dijo: “Damos la bienvenida al cambio y la apertura; porque creemos que la libertad y seguridad van de la mano, que el avance de la libertad humana solo puede fortalecer la causa de la paz mundial. Hay una señal inconfundible que los soviéticos pueden hacer, que avanzarían dramáticamente hacia la causa de la libertad y la paz”. Seguidamente, se dirigió al presidente y secretario general de Partido Comunista de la URSS, Mijaíl Gorbachov, en los siguientes términos: “Secretario General Gorbachov, si busca paz, si usted busca la prosperidad de la Unión Soviética y Europa oriental, si busca la liberalización, venga aquí a esta puerta. Señor Gorbachov, abra esta puerta. Señor Gorbachov, derribe este muro”.

Inequívocamente, el papa Francisco no solo se refería a Trump en su declaración, sino que también a Barack Obama, actual presidente de los EE. UU., quien es cristiano y ha continuado construyendo el mentado muro antiinmigrante. La demanda del papa Francisco, parafraseando al expresidente Reagan, podría traducirse así: “Señor Obama, derribe este muro”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jose Rubén Zamora
Para muestra electoral del país, un botón municipal
noticia AFP
Hebrón, nuevo patrimonio

La ciudad es enclave histórico en Cisjordania. Anuncio generó polémica.

noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
La meta es seguir creciendo en el mercado local

Puma Energy presentó las promociones con las que inician este año.



Más en esta sección

¡Qué nadie se quede sentado! Selena: la serie, ya tiene trailer

otras-noticias

Kia inicia un relanzamiento total comenzando por su logotipo

otras-noticias

Fabricante de autos Tesla se queda sin agua en Alemania por impago de factura

otras-noticias

Publicidad