[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

La rebelión global de los oprimidos

opinion

Malcolm X enseñó que que la liberación política pasa por valorar nuestro color y belleza.

Mañana, 21 de febrero, se cumplen 51 años del asesinato de Malcolm X. Estas líneas son un homenaje a uno de los intelectuales y activistas que ha sido clave en mi toma de conciencia y claridad política, sobre cómo opera en los indígenas la discriminación racial en el sistema económico mundial. Malcolm fue categórico en plantear que “no se puede tener capitalismo sin racismo”.

El modelo de vida de Malcolm, sus discursos, análisis y propuestas me acompañan desde que llegaron a mis manos a inicios de 1998. El revisitar su vida y compromiso siempre fortalecen mi convicción por trabajar en la materialización de una vida digna, a la que tenemos derecho los más de cinco mil pueblos indígenas del mundo.

Me cautivó la valía de Malcolm de reconocer la vulnerabilidad a la que estamos expuestos: “supongo que sería prácticamente imposible encontrar un negro en cualquier parte…que haya vivido más hundido en el fango de la sociedad humana que yo; o un negro que haya sido más ignorante que yo;… Pero es solo después de la oscuridad más profunda cuando puede surgir la mayor alegría; solo después de la esclavitud y la prisión es cuando puede venir el dulce reconocimiento de la libertad”. Él se convirtió en un “hombre nuevo”, en un insustituible líder de la revolución negra de los Estados Unidos y de países africanos. Llegó a convertirse en un contundente e incisivo político, en un portentoso orador, en un estratega de los oprimidos y eso lo convirtió en un hombre peligroso.

Su entendimiento, análisis y profundización del racismo en el que vivió lo hizo negarse a aceptar la asimilación. Por el contrario, enseñó que la liberación y la descolonización política pasan por valorar nuestro color y nuestra propia belleza interna y externa.

Políticamente fue claro en plantear que “los oprimidos de la tierra constituyen una mayoría y no una minoría” por lo tanto, hay que enfrentar “nuestros problemas como una mayoría que puede exigir y no como una minoría que tiene que suplicar”. Y predijo la “rebelión global de los oprimidos contra los opresores, de los explotados contra los explotadores”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Phillip Chicola
Hacia una reforma del Estado

Existe un consenso generalizado sobre los ejes de una reforma.

noticia
360° a vuelo de pájaro

Jose Rubén Zamora

noticia Luis Fernando Cáceres
Desear no es planear

Mientras más específicas y retadoras sean sus metas más estímulo encontrará para realizarlas..

 



Más en esta sección

Gobierno y sector privado presentan propuesta para impulsar las exportaciones

otras-noticias

Nuevas restricciones en Madrid por el virus, mientras el gobierno español baraja el estado de alarma

otras-noticias

Opositor venezolano Leopoldo López en camino a España tras salir de la embajada en Caracas

otras-noticias

Publicidad