[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

El sueldo del Presidente

opinion

“Demeritar sus honorarios es admitir que no lo merece”.

La población eligió al presidente Jimmy Morales a sabiendas de que no tenía experiencia, ni amigos a su alrededor preparados para acompañarlo en el arte de dirigir y gobernar, y de que pronto se quedaría solo, pero se lo prefirió antes que volver a atragantarnos con el mal sabor de boca que nos dejó la UNE de Sandra Torres, quien según la bolas que ruedan ya manda otra vez de la misma manera que lo hizo mientras pudo Manuel Baldizón. En ese terrible manipuleo temprano del poder el nuevo mandatario se rindió, aprendió el juego de teatro del Congreso y se prestó a participar al más alto nivel en el triste comercio de diputados como nunca se había visto, remedando el arte de la línea del ferrocarril.

El Presidente se nota prematuramente envejecido, resultado de los desvelos y la dura carga que se echó en la espalda, y porque las decisiones que toma le están cobrando la factura. De entrada vetó la ley de los salarios diferenciados, por políticamente incorrecta, por lo que su popularidad en Masagua y Estanzuela se habrá venido al suelo. Significó lágrimas a gente que por fin tendría oportunidad de mejores ingresos fijos y seguridad social, tirando de un plumazo la única acción riesgosa que tomó el presidente Maldonado a costa de su imagen de hombre prudente y cauteloso, porque peleó y defendió el proyecto como león, en contra de la opinión pública, en el último suspiro de su fugaz gobierno.

Para compensar las tensiones ahora salió el presidente Jimmy con la idea descabellada de querer tapar el sol con el dedo diciendo que se reduce o regala parte de su salario, publicando el monto de lo que dejará de percibir al mes, como si trabajar por menos significara mucho. Al contrario, el ser humano no duda en pagar más a quien mejor le sirve, y descuenta el ingreso o despide a quien mal hace lo suyo. No queremos un Presidente que gane poco, sino alguien que gobierne bien, y en la medida que nos beneficiemos todos, lo justo es que él sea recompensado. Demeritar sus honorarios es admitir que no lo merece, y devalúa así su imagen. Un médico especialista no ganará más respeto por cobrar menos, sino establecerá el ingreso acorde a su prestigio, a quienes lo buscan y a los que salva.

Basta ya de teatro, de fingir buenas intenciones, porque ya no está en campaña sino dirigiendo un país que requiere resultados. Rebajarse el salario es espectáculo. Lo que estamos esperando todos es cumplimiento de las promesas, que no acepte en su séquito a tránsfugas de la vieja ralea y que proponga soluciones más allá de llenar los hospitales con caridad de medicinas vencidas. Todavía estamos esperando conocer cuál es su plan de gobierno.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes El Periódico
Bajas temperaturas afectan cultivos en el occidente del país

Cosechas de papa, lechuga, arveja china, fresa y frijol, en Chimaltenango; y cultivos de amaranto en San Marcos, sufrieron daños provocados por el frío.

 

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
MEM completó el proceso de consulta de las hidroeléctricas Oxec

En mayo la CC dio un plazo de 12 meses para consultar a las comunidades, pero las autoridades lograron completarlo el mes pasado.

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
Carreteras, comisarías, agua y educación, entre la inversión 2019

Los datos preliminares de la inversión pública previstas para el próximo año asciende a Q11.7 millardos.



Más en esta sección

Juventus y Barcelona no llegan bien a su esperado duelo

otras-noticias

30 muertos en Costa Rica por bebida alcohólica adulterada con metanol

otras-noticias

Ligan a proceso a dos agentes de la PNC por la captura del periodista Sony Figueroa

otras-noticias

Publicidad