[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

El muro de Trump

opinion

El enfoque de la seguridad debe ser regional y no nacional.

Una de las principales promesas de campaña de Donald Trump, a estas alturas el precandidato del Partido Republicano a la Presidencia de los EE. UU. con mayor intención de voto en las primarias estadounidenses, es la construcción de un muro fronterizo en la frontera entre los EE. UU. y México que mide 3 mil 185 kilómetros. Trump estima que el muro debería tener una longitud de 1,600 kilómetros y una altura de entre 10 y 12 metros. Asimismo, Trump calcula que la construcción de la referida barrera artificial costará US$8 millardos y que el costo de la obra deberá pagar el gobierno de México.

El objetivo del “Muro de Trump” es impedir el ingreso a territorio estadounidense de “inmigrantes ilegales” y el trasiego de drogas por vía terrestre. En realidad, lo que está prometiendo Trump es terminar el muro fronterizo, ya que, a la fecha, ya se han construido vallas de acero y concreto a lo largo de 1,050 kilómetros. Adicionalmente, se ha dispuesto una severa vigilancia a base de cámaras infrarrojas, sensores, aviones, helicópteros, dirigibles, drones y demás. Por lo menos, 10 mil personas que intentaron cruzar la frontera han muerto desde el año 2007, año en que comenzó a construirse.

El “Muro de Trump” sería el tercero más largo en el mundo. La Gran Muralla China se mantiene en el primer lugar de la Historia; mide 21 mil 196 kilómetros y tenía por objeto impedir la invasión de mongoles y manchúes al Celeste Imperio. Un dato interesante es que en su construcción murieron 10 millones de trabajadores, que fueron enterrados en las inmediaciones de la fortaleza (el mayor cementerio del mundo). La Muralla Romana de Adriano (117 kilómetros), construida entre Inglaterra y Escocia, es otra barrera defensiva famosa.

El segundo muro defensivo más largo de la Historia es el que construyó Marruecos en el Desierto Sahara Occidental. Mide 2 mil 700 kilómetros (con una altura de entre 2 y 3 metros) y su finalidad es una muralla de contención de cara al Frente Polisario. Existen otros muros defensivos modernos como los construidos entre Turquía y Siria; entre Arabia Saudita e Irak; en Ceuta y Melilla (España); entre Corea del Norte y Corea del Sur; entre Pakistán y la India; en Cisjordania; entre Kuwait e Irak; en Belfast, Irlanda del Norte.

El “Muro de Berlín” (120 kilómetros), que fue una barrera que se construyó en la frontera entre Berlín del Oeste y Berlín del Este (Alemania) durante la “Guerra Fría”, que estuvo en pie del 13 de agosto de 1961 al 9 de noviembre de 1989, se convirtió en un monumento a la opresión, a la ignominia y al oprobio. Tanto es así que se le llamó el “Muro de la Vergüenza”. Por lo menos 270 personas murieron al intentar cruzar dicha frontera. La caída del “Muro de Berlín” está registrada en la Historia como una gran victoria sobre un patético intento de segregación, odio, intolerancia, intransigencia y fanatismo.

Los muros fronterizos forman parte de la estrategia geopolítica de repliegue de los estados nación para protegerse de las amenazas de las movilizaciones en distintas regiones del planeta de masas poblacionales empobrecidas que buscan afanosamente mejorar sus condiciones de vida o que huyen de la guerra. Sin embargo, la Historia dicta que, a la larga, estas posiciones defensivas, de enroque, no son sostenibles y terminan colapsando. La seguridad debe enfocarse desde una perspectiva regional y no nacional. Y en esto juega un papel decisivo la cooperación inteligente para lograr la certeza jurídica, la gobernanza, la armonía en la diferencia, la oportunidad y la prosperidad a nivel regional.

Por el contrario, el “Muro de Trump”, dadas las expresiones xenófobas y antiinmigrante del presidenciable Trump, se anticipa ya como un monumento a la deshumanización, a la discriminación, a la exclusión, así como a la hostilidad y a la enemistad perenne.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia REDACCIÓN elPeriódico
CSU presentará amparo para abrir la Usac
noticia SPUTNIK
Presidente Bukele declara cuarentena nacional en El Salvador por coronavirus
noticia Eduardo Antonio Velásquez Carrera
Los ingentes problemas urbanos de la metrópoli capitalina (III Parte)

Fue en los años iniciales del gobierno del tirano Jorge Ubico Castañeda que se iniciaron los trabajos de pavimentación de la Avenida 30 de Junio, que posteriormente fuera renombrada Avenida La Reforma.



Más en esta sección

Dodgers quedan a un juego de ganar el título de la Serie Mundial

otras-noticias

Facebook con nuevo traductor para 100 idiomas

otras-noticias

Guatemaltecos adornan a sus fallecidos en el cementerio General

otras-noticias

Publicidad