[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

La pobreza desde la atalaya

opinion

Un nuevo sistema económico y social se requiere, de lo contrario seguirán experimentándose fórmulas para reducir la pobreza.

El economista Guillermo Díaz en su artículo: Debate sobre la pobreza (elPeriódico 09-02-2016) planteó que en Guatemala la discusión no debe ser “cuán pobres son los pobres” a raíz del aumento de nueve puntos porcentuales de la pobreza, según la Encovi 2014 sino que “la pregunta clave a responder es ¿Cómo reducir la pobreza?”. Y presenta ideas que de aplicarse reducirían la miseria en la que viven casi diez millones.

Desde mi experiencia como antropóloga acompañando comunidades indígenas en pobreza y pobreza extrema dentro y fuera del país, no comparto ese planteamiento. Primero porque cómo reducir la pobreza, ha sido la permanente pregunta impulsada por organismos internacionales y los despachos estatales pero desde espacios privilegiados, sin poner un pie en el campo –y cuando lo hacen son visitas efímeras– menos han intentado los expertos vivir y comprender el trasfondo de esta condición. Observan la pobreza desde la atalaya y desde allí dicen cómo solucionarla.

Segundo, han homogeneizado a los pobres en un sujeto único, sin pasado, historia o identidad racial; y tercero, los asumen como los perpetuos incapaces de construir sus propios desarrollos y como los más desgraciados de las sociedades que necesitan ser salvados.

Guatemala no requiere copiar modelos eurocéntricos, por el contrario, buscar ser los otros, vivir como los otros o ver a los imperios como el modelo no nos sacará de la pobreza económica e intelectual sino será el perpetuo fracaso. Menos impulsar tesis de que los pobres son pobres porque tienen muchos hijos, hoy las mujeres indígenas tienen menos hijos que las generaciones anteriores y no dejan de ser pobres. Ni que a más educación menos pobreza, la educación es clave pero en un país concentrador de la riqueza mientras las estructuras no se transformen el acceso de unos pocos a la educación genera excepciones pero no se convierte en la regla.

El crecimiento macroeconómico ha fracasado igual que los pactos. Aunque comparto que tenemos recursos, el problema es que ahora el Estado los regala a través de la Ley de Minería. Un nuevo sistema económico y social se requiere, de lo contrario seguirán experimentándose fórmulas para reducir la pobreza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes
CSJ ordena investigar al PDH
noticia Beatriz Lix blix@elperiodico.com.gt
Impago al Banguat pone en riesgo indicadores

 

El presidente interino del Banco de Guatemala (Banguat), Sergio Recinos, solicitó a la Comisión de Finanzas del Congreso una cita para explicar el impacto que tendría cambiar de destino los Q1.7 millardos aprobados para cubrir las deficiencias netas.

noticia luis fernando andrade falla
La OCDE y la lucha contra la corrupción

La organización de mayor prestigio internacional por su reconocida capacidad y experiencia en ofrecer a los países desarrollados miembros como a los países no miembros en desarrollo.



Más en esta sección

¡Ataque ecuatoriano!

otras-noticias

Realizan audiencia de primera declaración de la comunicadora Anastasia Mejía

otras-noticias

Dortmund gana de la mano de Haaland

otras-noticias

Publicidad