[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

La democracia no está en nuestro ADN

opinion

Ni de los mayas ni de los españoles.

“El gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo…”, famosa frase del mejor discurso del presidente norteamericano Abraham Lincoln pronunciada en Gettysburg (Pensilvania) en 1863, considerado como uno de los más grandes discursos de la humanidad, sintetiza en una frase lo que es la democracia. Esa que no hemos tenido, no tenemos y veo difícil, a corto plazo, tener porque no está en nuestros genes. Por ahora llevamos 30 años luchando ininterrumpidamente por establecerla y aún estamos en ese difícil proceso. La democracia en la que se atribuye el poder al conjunto de la sociedad, aquí no la ha habido. No la tuvieron nunca los pueblos prehispánicos entre ellos los Mayas, ya que aquí existían pequeños reinos en permanentes guerras de conquista. Lo que hoy se entiende como democracia representativa es la forma en la que los ciudadanos tienen participación en la toma de decisiones aunque se haga a través de representantes: llámense diputados o senadores. Diferente es la democracia directa, como era en Grecia y sucede en países como Suiza o en Estados Unidos de América a nivel Estatal o de los Condados o Townships (Municipios) donde mediante referéndum o plebiscito los ciudadanos toman decisiones directamente en la administración pública. Aquí lo llamamos consulta popular, y rara vez se utiliza. La democracia republicana aquí no existía a la llegada de los españoles en 1492 ni la traían ellos como forma de gobierno. En España había una Monarquía por derecho divino. Así que para abordar el tema de la democracia hoy en Guatemala no se trata de juzgar a este desastroso gobierno, ni al anterior ni al próximo. Debemos analizar sin prejuicios por qué aquí cuesta que funcionen la democracia y la República. En la democracia los miembros del Estado son libres e iguales y las relaciones sociales son producto de mecanismos contractuales. La República, según Aristóteles, tiene tres pilares fundamentales: 1) La división de poderes y su control recíproco. 2) La participación política activa por parte de los ciudadanos. 3) La participación de todos los estamentos de la sociedad dentro del gobierno.

En nuestra Constitución Política se lee que el sistema de gobierno es republicano, democrático y representativo. Se delega en el Organismo Legislativo la potestad de legislar. En el Ejecutivo, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes de la República. Y en el Judicial la potestad de juzgar. Sin embargo, si hacemos un repaso de nuestra historia vemos cuán fácil es que el pueblo acepte que el presidente se abrogue todos los poderes y de ahí que hayamos tenido dictadores como Rafael Carrera por 18 años, Justo Rufino Barrios 12 años, Manuel Estrada Cabrera 22 años y Jorge Ubico Castañeda 14 años y que aún hoy hay quienes añoran a un dictador, son los esclavos que lamen el yugo y que nuestro himno nacional desprecia. El cambio genético va para largo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Juan José Silva Mejía / DPI 2410 49148 2201
Giammattei y el Parlacen
noticia Lucía Escobar
Yo también

lucha libre

noticia AGENCIAS
La Unión Europea acelera la negociación de pactos comerciales

Tras Canadá y Japón, la UE quiere cerrar antes de fin de año acuerdos con México y el Mercosur.



Más en esta sección

Jefe de Comando Sur de EE.UU. analiza con El Salvador lucha contra narcotráfico

otras-noticias

Autoridades hondureñas incineran cargamento de cocaína incautado a cárteles

otras-noticias

“Borat Subsequent Moviefilm” se estrena el viernes en Amazon (video)

otras-noticias

Publicidad