[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Hora crítica para la justicia

opinion

Es muy pronto para cantar victoria. Entre la captura de la ex-Vicepresidenta y la nueva solicitud de antejuicio contra el Presidente, y un par de sentencias firmes en su contra existe un largo y traicionero camino jurídico por recorrer. Pese a que toda la evidencia presentada por el MP y la CICIG es contundente contra Baldetti y Pérez Molina, todavía no se ha logrado nada. Ambos tienen derecho a un juicio justo y al debido proceso, por más que esto nos incomode a todos los que deseamos una justicia pronta y eficaz en este y todo tipo de casos. El debido proceso implica recorrer un tardado, largo y tortuoso camino ante las distintas instancias legales a las que pueden recurrir los acusados en su defensa. El caso de Pérez Molina es aún más complicado ya que el camino pasa primero por el Congreso de la República; en función de lo que hemos sido testigos durante las últimas semanas, está claro que las bancadas mayoritarias en el Congreso harán todo lo que tengan que hacer para proteger al desprestigiado mandatario.

En las condiciones actuales no existe ni la más remota posibilidad que la bancada oficial y la principal bancada de oposición apoyen el retiro de la inmunidad de Pérez Molina. Para todos nosotros ha quedado claro que todos ellos se “tapan con la misma chamarra”; defender a Pérez Molina es defenderse a ellos mismos. Usando una perversa variante de la “regla de oro”, los políticos corruptos dentro y fuera del Congreso están convencidos que no “quieren para Otto lo que no quisieran para ellos mismos”. Todos y cada uno de ellos no abandonan la esperanza de poder incurrir en actos de corrupción y abusos de poder y salir bien librados. No debe sorprendernos, pues, que protejan hasta la muerte a uno de los ejemplares más representativos de su especie. De cierta manera, la caída de Pérez representaría la caída del sistema que todos ellos defienden.  No obstante, aun en el improbable caso que el Congreso entregara la cabeza del Presidente a la justicia, Pérez Molina todavía tendría todas las redes de protección que su partido y el principal partido de oposición han tejido al más alto dentro de los tribunales, Corte Suprema de Justicia y Corte de Constitucionalidad. Cometeríamos una gran ingenuidad todos los guatemaltecos si creyéramos que estas instancias van a actuar de manera independiente en estos casos. La politización de la justicia que oficialismo y oposición tan hábilmente han llevado a cabo tiene como fin último la protección de los intereses de las mafias y sus capos en casos como estos. El verdadero combate a la corrupción y la impunidad inicia con una justicia pronta, eficaz e independiente. Sin estos elementos todo lo que ha destapado la CICIG y el MP no pasa de ser un complicado acto de malabarismo dentro de una gran carpa de circo del mal, en donde los payasos maléficos son los que ríen de último.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia DPA
Pausas inesperadas en el declive de la curva de luz de supernovas
noticia Cindy Espina
Ejecutivo y Finanzas anuncian reducción del Bono Familia
noticia GELDI MUÑOZ PALALAelPeriódico
Inconvenientes en DUCA impactarán en recaudación fiscal

Autoridades aseguran que la implementación de declaración aduanera es funcional.



Más en esta sección

Jefe de Comando Sur de EE.UU. analiza con El Salvador lucha contra narcotráfico

otras-noticias

Autoridades hondureñas incineran cargamento de cocaína incautado a cárteles

otras-noticias

“Borat Subsequent Moviefilm” se estrena el viernes en Amazon (video)

otras-noticias

Publicidad