[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

De la euforia a la zozobra

opinion

No es solamente el desmantelamiento de un gobierno sino del Estado mismo.

En el curso de pocas semanas el estado de ánimo de muchos ha pasado de la euforia a la zozobra. En efecto, la movilización ciudadana en contra de la corrupción reflejó un importante potencial de protagonismo, sobre todo en un sector que se había mantenido al margen de la cosa pública: la clase media. Pero como es inherente a los movimientos espontáneos –y por ello sin conducción ni organización– es imposible que lleven a cabo sus propósitos: son el “profeta desarmado” que tipificó Maquiavelo, aclarando que solo los profetas armados, “aquellos que no dependen de otros para decidir”, pueden conquistar sus fines.

 

Característica también de la espontaneidad es confundir los deseos con la realidad, sobrestimar las fuerzas propias y subestimar las del adversario (que en el caso concreto es el sistema mismo). En el momento de la euforia todo parece marchar sobre ruedas, pero en poco tiempo las aguas comienzan a tomar su nivel, y con la serenidad llega la conciencia sobre el otro lado de la medalla: uno de sus lados es dorado –el combate a la corrupción– y el otro es de cobre: una larga lista de problemáticas agudizadas por lo que hoy ocurre, que no es solamente el desmantelamiento de un gobierno sino del Estado mismo.

 

Las elecciones –como cada día es más evidente– lejos de ser una vía de escape a las tensiones acumuladas las agudizarán. Gane quien gane su aceptación entre la población será precaria, para decir lo menos. Además, tendrá que enfrentar la penuria de un poder público desfinanciado y encarar problemáticas de gran envergadura que al Estado le corresponden, como la escasez de alimentos (de maíz en particular), que la virtual sequía que se ha instalado en el país ya provocó.

 

El mundo rural aún no se ha hecho presente, pero sin duda lo hará. Allí las preocupaciones actuales giran en torno a la falta de abonos y otros insumos que el Gobierno provee y que no lo ha hecho, y quién sabe si el próximo lo hará. Cada vez más, ante autoridades locales temerosas de gastar, y además con pocos recursos, la gente acude a los señores de los collares de oro y diamantes que arreglan carreteras, proporcionan servicios de salud y quién sabe qué más, todo ello para consolidar su principal fortaleza en nuestro país: contar con base de apoyo.

 

Así que la Magdalena no está para tafetanes. Para encarar esto se requiere de una reflexión seria, que deje de lado la vanidad y la búsqueda de lo “políticamente correcto”, que es cada vez más el aplauso acrítico de todo lo que emprende la llamada “comunidad internacional”. En el lado opuesto del espectro, empresarios y potentados deben abandonar la perniciosa costumbre de solo escuchar lo que quieren y aceptar la cruda realidad: quienes van tras ellos no son los comunistas ni los chavistas, sino los gobiernos de las potencias capitalistas, y en especial la clase política de Estados Unidos. En esta materia no se cumple el dicho de que “amor con amor se paga”. Los amores de la elite guatemalteca hacia la potencia del Norte no son correspondidos.

 

*Ajkem Tejedores.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes
Bancada Winaq presenta amparo contra el ministro de Salud

Solicitan que se ordene al titular de la cartera de Salud entregar insumos de protecciòn al personal médico de centros pùblicos.

noticia
Otto afuera, Roxana, adentro

Aunque ya no trabajan juntos, esta fue una semana difícil para el binomio presidencial electo. Una crónica y un reportaje narran el ocaso de esta pareja acusada de corrupción.

noticia Arturo Monterroso
Celebraciones

Máquina del Tiempo



Más en esta sección

Chilenos salen a votar en referéndum constitucional a pesar de la pandemia

otras-noticias

Muere el presidente de Samsung, Lee Kun-Hee

otras-noticias

PNC rescata a mujeres que eran obligadas a prostituirse en Chiquimula

otras-noticias

Publicidad