[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

La tiranía delincuencial incrustada en el sistema

opinion

El actual proceso electoral es ilegítimo, ilegal,  está putrefacto.

A Pérez Molina lo despedimos de manera severa y contundente. Al ladrón disfrazado de político le da por hacerse el sordo y el ciego ante lo que es irrefutable: que este cínico militar permitió y perpetuó un régimen de saqueo.

 

A los congresistas les da por no aprobar las reformas a la Ley Electoral, cuando es más que evidente que estas son imprescindibles. Y que deben ser aplicables a un nuevo proceso electoral que se convoque, porque este próximo es ilegítimo, ilegal, está putrefacto.

 

Por esa ilegalidad es imprescindible (tal y como lo exigimos Grupo Intergeneracional y otros movimientos sociales) aplazar por un año exacto las elecciones; nombrar un gobierno de transición. Reformar la Ley Electoral y de Partidos Políticos para incluir financiamiento público para las campañas electorales, limitar al máximo el financiamiento privado sin declaración previa y comprobable, permitir que los comités cívicos puedan postular candidatos a diputados distritales. Estos actos concretos son darle voz y poder al pueblo, no la campaña pastiche de Baldizón.

 

Después de las evidencias de desfalcos y desmantelamientos, Baldetti sigue libre. A pesar de que las ocho fincas (que juntas tienen una extensión de 114 mil 467.68 metros cuadrados) fueron embargadas, esta ladrona que se disfrazó de política sigue sin atender la demanda del pueblo: enfrentar la justicia e ir tras las rejas.

 

Una cosa tenemos clara como ciudadanos: en estas condiciones no queremos elecciones, sobre todo porque el sistema electoral sigue usando el mismo mecanismo que ha llevado a los actuales políticos al Congreso, a la Presidencia de la República y a las municipalidades.

 

La CICIG, junto con el MP abrieron la caja de pandora y ahora es imposible que permitamos mantener el ilegítimo statu quo, es decir, no podemos hacernos ya de la vista gorda y permitir mantener en el poder a toda una clase de políticos ladrones disfrazados de “honorables”, a quienes no les interesa más que engrosar sus carteras y las de sus amigos.

 

Ahora sabemos que los actuales votos dependen de la capacidad de compra de los partidos políticos, y para nada de las propuestas de Gobierno y de la honradez, honorabilidad y capacidad de los candidatos.

 

Atravesamos una crisis de múltiples niveles y profundidades que puede resumirse en una honda tiranía delincuencial que no podemos seguir legitimando con las elecciones actuales; hacerlo sería un suicidio, sería dar continuidad a una plaga de organismos disfuncionales y parasitarios que han vivido del saqueo, del desfalco y del crimen organizado.

 

Esta plaga es una hidra de mil cabezas que hay que cortar desde la raíz con el único antídoto de la justicia.

 

Qué descaro, qué cinismo, qué falta de moral y humanidad, y por eso sería absurdo mantener en el poder a esta misma clase política que solo busca mantener intacto un sistema podrido.

 

De ahí que llamamos al TSE a revocar las actuales elecciones y aplazarlas un año, también a liderar el proceso de reforma de la LEPP con participación de la sociedad civil.

 

Señala Grupo Intergeneracional: “la celebración de elecciones en estas condiciones es una grave violación a múltiples derechos y libertades fundamentales, pues, mientras su mandato legal es el de representar los intereses de la ciudadanía, el sistema de partidos políticos constituye un emblema de institucionalidad mafiosa e ilegítima”.

 

Esos ladrones disfrazados de políticos que con sus redes han saqueado al Estado y a los ciudadanos, y que no están dispuestos a salir de sus cargos. Lo demostrado por MP y CICIG sobre la corrupción del sistema político implica que los partidos políticos y las elecciones son ilegítimos.

 

El voto en este país donde los ladrones disfrazados de políticos han hecho tierra de nadie, se compra. Un verdadero circo ver los mítines políticos de Baldizón donde se hacen rifas y otros espectáculos absurdos.

 

Esa clase de mafiosos incrustados, empotrados en las entrañas de un sistema sarnoso y raquítico no solo no han sabido escuchar nuestras demandas y enfrentar al poder ciudadano, tampoco han sido capaces de escucharnos cuando nos hacemos una sola voz, cantando el Himno Nacional, entre velas, lluvia, tambores y consignas, gritando que hay que refundar el Estado, sabiéndonos un colectivo que se vuelve uno solo. Un todo que no tolerará más de lo mismo.

Esto apenas empieza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EDITORIAL
Colom y Pérez la misma cosa
noticia Juan Carlos Zapata
Clima de negocios se estanca en Guatemala

El país resiente falta de atención de los congresistas en la agenda económica.

 

noticia
Fedefut presenta la nueva camisola de la selección nacional


Más en esta sección

Muere el presidente de Samsung, Lee Kun-Hee

otras-noticias

PNC rescata a mujeres que eran obligadas a prostituirse en Chiquimula

otras-noticias

Magical Mystery Tour

otras-noticias

Publicidad