[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

La Aurora: monumento al retroceso, las carencias y la degradación

opinion

Mientras El Salvador, Costa Rica y Panamá modernizan con infraestructura de vanguardia y tecnología de clase mundial sus aeropuertos, Guatemala, camina, consistentemente, para atrás. En cada nueva salida o entrada a través del aeropuerto La Aurora los retrocesos, las carencias y la degradación son más profundas, palpables, evidentes, frustrantes y llenan de vergüenza.

 

Este sábado, luego de chequear en cuestión de minutos en la línea aérea, tomaba una hora y media pasar desde migración hasta donde los pasajeros reciben de vuelta su equipaje de mano, después de ser examinado en una precaria y arcaica estación de rayos X.

 

Las razones: no obstante la eficacia, voluntad y dedicación del personal de migración, su capacidad se veía desbordada y superada con creces, debido a que la multitud de pasajeros eran atendidos sin razón y sin sentido por la mitad de la dotación de agentes que suelen asignar, quienes tenían que procesar a cada viajero con computadoras y programas de software del paleolítico, que un minuto no funcionaban y otro minuto tampoco. Avergonzados, los agentes de migración, pedían disculpas, mientras tomaban fotos con sus celulares personales, para dejar constancia que si alguien salía del país sin ser “chequeado” como es debido, era porque los equipos y los sistemas han dejado de funcionar.

 

Luego, la cola crecía exponencialmente y las demoras, ni les cuento, pues uno de los dos “primitivos” equipos de rayos X colapso sin remedio. Entonces, los pasajeros pasaban descalzos, sin cinchos, sin cartera, sin reloj, sin metales y paradójicamente, en muchos casos, sin “chequeo”.

 

Todo este proceso del medievo tenía lugar en un contexto de asfixia, sudor y lágrimas, pues después de casi una década de la supuesta modernización del aeropuerto La Aurora, sin duda uno de los peores de la región, sigue sin el debido aire acondicionado. Molesto, pero curioso, quise ver los baños, como les decimos los chapines a los sanitarios y simplemente el olor, la suciedad y los pisos empapados me lo impidieron.

 

En los retornos a Guatemala, se suma la arbitrariedad de los agentes de la SAT, que al puro “Tin marin de dos pingüe” envían al 60 por ciento de los viajeros que llegan a revisión. Mientras, que la defraudación tributaria en Puerto Quetzal, en Santo Tomás de Castilla y la Aduana Central alcanza 14 millardos de quetzales, que engordan los bolsillos de nuestros presidentes, altos funcionarios, estructuras y redes criminales de las aduanas y la SAT y de los empresarios que defraudan, sin que nadie diga ni pío.

 

Esto, haciendo caso omiso, de las cantidades multimillonarias derivadas de la internación de cocaína y precursores químicos, entre otras drogas que tienen lugar en estos centros de corrupción gigantesca.

 

Como pasa en los hospitales, donde no hay medicinas ni suministros, ni camas, ni personal calificado y bien pagado para atender a un océano de enfermos, o en las escuelas, donde hay más niños y niñas que maestros profesionales abnegados, pupitres y educación de calidad; en el aeropuerto La Aurora solo existen carencias ilimitadas, entre tanto las facilidades eficaces para la salida de capitales para ser blanqueados en el extranjero, el contrabando de bienes importados a través del aeropuerto, el tráfico de indocumentados y los helicópteros y lujosos aviones de los mandatarios, altos funcionarios y contratistas y proveedores del Estado, que han tenido su origen en la voraz corrupción gubernamental, son la insultante constante.

 

Hasta helicópteros “fantasma” de más de US$2.5 millones, que ahora que la CICIG inmovilizó, sorpresivamente no son de nadie, aunque su piloto era el exinterventor de Aeronáutica Civil, el ladronazo de Yahir Samayoa, es posible observar en el precario aeropuerto La Aurora.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Roberto Blum
Una política especialmente cruel

La separación entre padres e hijos, según los investigadores, puede causar traumas de por vida en los niños.

noticia AFP
¡Histórica remontada!

El Liverpool vivió una noche mágica en Anfield tras golear al Barcelona por 4-0, con dobletes de Divock Origi y Giorginio Wijnaldum, y remontar la ventaja de 3-0 que traía el equipo azulgrana y se clasificó para la final del 1 de junio en Madrid.

 

noticia Edgar Balsells
Fegua/Ferrovías: otro negocio bananero más

Los de Ferrovías, ni lerdos ni perezosos, acuden al arbitraje internacional confeccionado a la usanza de las grandes ligas de negocios.



Más en esta sección

Nacimiento de gorilla en peligro de extinción en zoológico

otras-noticias

Leopoldo López ante el reto sortear el síndrome del olvido

otras-noticias

El voto anticipado en EE. UU ya supera al de 2016

otras-noticias

Publicidad