[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

“Callejón de Dolores” de Pérez de Antón

opinion

Buen trabajo hemerográfico para ir descubriendo las claves de aquella ciudad y de aquellos tiempos.

En la novela Callejón de Dolores, de Francisco Pérez de Antón, quien no puede ser acusado de brevedad, con esta interesante, amena, misteriosa e ilustrado tamagás de 541 páginas, publicado por Alfaguara en 2012; la Nueva Guatemala de la Asunción es el gran escenario de la trama. Siempre condicionada por los factores externos, de la demanda de los Estados Unidos de América y especialmente de Nueva York y de los productores de opio de la China. La novela está dividida en seis partes: El vuelo del Ícaro, La sombra de Fu Manchú, El Hechizo del mal, Presagios y sucesos de los últimos días, El carro de Elías y La Estampita.

 

Una característica de la novela, es que mezcla personajes de la vida real, como los médicos Ernesto Alarcón, Carlos Federico Mora y otros con personajes ficticios como Gabriel Quiroz (Kwang Zhou), el empresario del opio, el médico y cafetalero Flavio Salceda y Bonifacio Villagrés, el sagaz inspector e investigador policiaco. La vida citadina de la Nueva Guatemala es parte de los acontecimientos, con sus burdeles franceses, como Entre Jazmines y tradicionales, como el de Doña Eloísa Velázquez, La Locha, los clubes sociales de la élite, como el Guatemala, el Alemán y el Americano. Son los días de las serenatas con marimba, del jazz, de los tangos argentinos cantados por el Zorzal Criollo en las cantinas de alcurnia de la ciudad, como la de los arrabales. De la virgen de Conguaco, haciendo sus profecías, como del poder omnipresente de los miembros de la Embajada de los Estados Unidos de América, preocupados entonces con las rutas del opio que quieren establecer los productores chinos con los grandes distribuidores de la mafia italiana en ese país, quienes quieren implementar “Sueños de Opio”. Guatemala como punto estratégico del trasiego. Ambientada en la Nueva Guatemala de la Asunción, de finales de la década de los veintes, el autor se vale de un evento trágico, como fuera el accidente aéreo en el que perdieran la vida, el piloto aviador, Jacinto Chinto Rodríguez Díaz, héroe nacional que realizara vuelos pioneros hacia las capitales centroamericanas, uno de los avispados creadores de la letra de La Chalana –himno de los estudiantes universitarios de San Carlos–, el abogado y notario, José Luis Chocochique Balcárcel, a quien así le decían por ser “bizco”, es decir, que padecía de estrabismo. Un huelguero mayor. En ese fatal accidente, falleció también el niño Montano Novella y su hermano mayor, el ingeniero Julio, de iguales apellidos, sobrevivió quedando muy afectado. Sobre el quinto personaje del vuelo trágico, ficción o realidad, quién sabe, arma toda la trama de la novela, un tal Nunzio Regonese.

 

En términos cronológicos, la novela se desarrolla en su mayor parte durante el gobierno de Lázaro Chacón, específicamente del viernes 27 de septiembre de 1929 al jueves 12 de abril de 1931. Todo ello, después de una década de buenos precios del café hasta el advenimiento de la gran depresión capitalista de 1929-1934. Es en el Callejón de Dolores donde se estrelló la aeronave del Ícaro chapín, que se desarrollan los principales acontecimientos, desde la desaparición del propio Regonese y del maletín que llevaba y de los seis dólares que no aparecen. La suerte o el azar toco a varios habitantes del mencionado Callejón. Se nota que Pérez de Antón realizó un buen trabajo hemerográfico para ir descubriendo las claves de aquella ciudad y de aquellos tiempos. Inclusive, tiene con su aguda mirada intenciones casi sociológicas, de carácter urbano, al definir aquella pequeña urbe, así: “…la nueva ciudad es una confusa metrópoli, anacrónica y ecléctica, urbana y a la vez rural, cuya identidad es cada vez más disímil a la vieja. Han comenzado a aparecer los primeros edificios de varios pisos y concreto reforzado. El cemento hidráulico blanquea calles y aceras. El ladrillo reemplaza al adobe. La terraza y la lámina, a la teja, El chaflán redondeado, a la esquina angular. Y el voladizo, al alero”.

 

Constaté las acciones de Madame Dorethee, el licenciado Cabañas, la Alpina, Divino Rostro, Elizardo, MacCallister, la Castillejos, los dos jefes policiacos, Solórzano y Landero, etcétera. El descendiente del chino, se vengó del dinamitero, quiso engañar al inspector Villagrés, quien lo sorprendió en un día previo a la celebración de la Virgen de Concepción, en plena “Quema del diablo”. Villagrés mucho más astuto le demostró con hechos al doctor Salceda, de su inteligencia y su buen corazón, cuando hace volar por los aires al intermediario de los inspiradores de los “Sueños de Opio” y posteriormente llega a pagar la deuda que tenía con la familia de su compadre, el policía Elizardo Cereceda, en el Cantón Barillas. La novela, para mí gusto, debió terminar en el “Último Adiós”, tomándose los ahora amigos, un buen trago de licor nacional, a la memoria del hombre guapo y en apariencia de buenos modales, que con el azar de un accidente les trajo tantas complicaciones en sus vidas. Pérez de Antón, se perfila como el José Pepe Milla, de nuestro siglo XX, para los lectores del siglo XXI.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Edgar Gutiérrez
Lo que no logramos por civismo

Hacer tormentas en vaso de agua.

noticia Katerin Chumil / Rony Ríos / elPeriódico
Otorgan arresto domiciliar con fianza de Q20 mil a tres procesados de La Línea

Tribunal también modifica a cada 15 días el tiempo en que Julio Stuardo González de León debe asistir para firmar el libro de control judicial.

noticia AFP
Trump asegura que EE. UU “no busca un cambio de régimen” en Irán


Más en esta sección

Actividades de Halloween quedan suspendidas en Antigua Guatemala

otras-noticias

Crean el parque arqueológico Naj Tunich

otras-noticias

Reo se fuga del preventivo Los Jocotes de Zacapa

otras-noticias

Publicidad