[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

El drama de la niñez sigue

opinion

Pero este drama sigue, como sigue la indiferencia.

En medio de la campaña millonaria que los partidos políticos realizan para llegar a la Presidencia de la República, copar el Congreso o el poder local en departamentos y municipios, un alto porcentaje de la niñez guatemalteca sigue debatiéndose entre la vida y la muerte y sus padres escuchando los ofrecimientos que jamás se cumplen porque se trata de partidos electoreros, representantes de intereses oligárquicos que históricamente no han permitido transformaciones sociales que beneficien a la población desamparada.

 

La indiferencia de quienes podrían contribuir a saciar el hambre y la desnutrición persiste, pues que poco importa a la clase política, a los gobiernos de turno y a la elite económica la vida de la niñez mientras ellos mantengan sus arcas repletas. Es más fácil invertir millones de quetzales en apoyo a los partidos que puntean y les garanticen el mantenimiento del injusto sistema que vivimos, que invertir para saciar el hambre de millares de guatemaltecos y mucho menos aceptar la aplicación de un programa de desarrollo rural integral, que podría ser el inicio de la transformación del agro guatemalteco.

 

La situación del país ha llegado a tal extremo, que hasta los medios de comunicación han dado cuenta de la muerte de niños por desnutrición en diferentes departamentos del país y no solo en los 116 municipios, supuestamente priorizados por el programa Hambre Cero, en donde la muerte sigue rondando a las familias. A finales del mes pasado, se dio a conocer que de las 800 familias que en el 2011 fueron violentamente desalojadas de las tierras del Valle del Polochic, hoy en día seis de cada diez niños padecen de desnutrición severa y se teme la muerte de niños en gran escala. En julio del 2013 el medio mexicano BBC Mundo, titulaba Quinceañeros de 8 kilos: el drama de los niños desnutridos en Guatemala. Y el representante de la Fundación Esperanza de Vida, declaraba al reportero “Les llamamos rescates extremos porque los niños están en condiciones finales. El mes pasado bajé a una niña de 15 años que pesaba 19 libras (8.6 kilos), y otra de 14 que solo pesaba 15 libras (6.8 kilogramos)”, “La semana pasada se me murieron dos; bajé a una niña de dos meses que no pesaba ni dos libras (casi un kilo), pero se me murió. Llegué tarde… Hay ocasiones en que llegamos tarde”. Pero este drama sigue, como sigue la indiferencia y los gastos millonarios de los partidos políticos para llegar al poder y olvidarse de quienes más necesitan. O se transforma el Estado y el sistema injusto en que vivimos o las elecciones no sirven absolutamente para nada.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes
Diego Pulido presenta su libro “Mis huellas. Memorias de un banquero”

El economista hablará de su obra el próximo viernes 11 de septiembre a las 18:30 horas, en un conversatorio organizado por Sophos.

noticia Por: redacción emailcredito@elperiodico.com.gt
CC amparó a la UNE por elección de representantes ante la JM
noticia EDITORIAL
Imparable fuga de talentos


Más en esta sección

Actividades de Halloween quedan suspendidas en Antigua Guatemala

otras-noticias

Crean el parque arqueológico Naj Tunich

otras-noticias

Reo se fuga del preventivo Los Jocotes de Zacapa

otras-noticias

Publicidad