[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

El rincón de Casandra

opinion

Un cierto 14 de julio.

La Revolución Francesa sigue suscitando pasiones encontradas, aún más que la Revolución Americana que fue relativamente simple en su finalidad, al haberse producido por razones comerciales que llevaron a los americanos a rebelarse contra Inglaterra y haber declarado la República democrática como medio de separarse política e ideológicamente de la monarquía británica.

 

La Revolución Francesa tuvo por su parte la finalidad de desmantelar 200 años de historia feudal –lo que provocó controversias y traumas profundos en la sociedad francesa– agravado esto por las guerras contra Francia Revolucionaria e imperial incitadas por las monarquías europeas, guerras de las cuales Francia terminó totalmente desangrada.

 

El 14 de julio de 1789 fecha del ataque a la Bastilla –fortaleza símbolo de la autoridad real– por una banda de descamisados incitados y financiados por el primo del rey –Felipe de Orleans– y por la masonería inglesa fue declarada Fiesta Nacional un siglo más tarde en 1880. Lo de tomar la Bastilla para liberar presos políticos es una fábula ya que estaban únicamente “embastillados” siete detenidos no políticos. Por el contrario la fortaleza abrigaba armas y pólvora de interés para los atacantes.

 

Originalmente lo que se pretendía conmemorar en 1880 era el 14 de julio de 1790 llamada Fiesta de la Federación (de la unidad nacional), lo que con el tiempo se trasladó al 14 de julio 1789 fecha del asalto a la Bastilla, celebración con espíritu bélico sobre todo combinado con el canto guerrero de La Marsellesa. ¿Por qué dicho cambio de evento?

 

Posiblemente al estado de ánimo nacionalista y revanchista antigermano de la nación francesa en 1880, en que se ansiaba recuperar la provincia de Alsacia Lorena perdida a raíz de la guerra desastrosa franco-prusiana de 1871, lo que efectivamente se logró al término de la victoria aliada de la I Guerra Mundial y del Tratado de Versalles en 1919.

 

A pesar de los años transcurridos y las críticas que se le puedan hacer, la Revolución Francesa mantiene una posición histórica indiscutible, incluso envidiable. Recordemos entre los muchos aportes de ese movimiento excepcional de ideas e innovaciones técnico-científicas la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, documento clave de las democracias modernas que aunque inspirado parcialmente por la Independencia norteamericana 1776 se deslinda de esta por el concepto de “Igualdad” al haberse en Francia abolido la esclavitud desde 1792, lo que tendría que esperar el siglo XIX –1863– para que lo fuera en la Unión Americana.

 

Los ideales de la Revolución Francesa siguen a la orden del día.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú
Santa Catarina Ixtahuacán y Nahualá acuerdan iniciar un proceso de diálogos

El arzobispo Gonzalo de Villa será el observador oficial de este proceso para resolver los conflictos territoriales entre ambas comunidades.

noticia Luisa Paredes
Así puedes hacer una cita en línea para el trámite de pasaporte
noticia Enrique García elPeriódico
Borrador de Presupuesto 2016 incluye reducciones y candados

Diputados proponen que discusión se realice en sus tres lecturas para concluir el lunes próximo, último día para aprobarlo.

 

 



Más en esta sección

La City de Londres promete “reinventarse” ante las amenazas de la pandemia

otras-noticias

Exministro Luis Benito tiene orden de captura por lavado de dinero

otras-noticias

Investigadores británicos prevén infectar a voluntarios para avanzar en la búsqueda de una vacuna

otras-noticias

Publicidad