[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Se aprecia el fondo, pero falta tocarlo

opinion

Guatemala empieza a ver la profundidad y la extensión de la corrupción en sus diferentes ámbitos.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, CICIG, en conjunto con el Ministerio Público, MP, han revelado oportunamente parte importante de una red que es de carácter internacional denominada aquí en Guatemala “Lavado y Política” que demuestra con claridad un sistema de operación financiera en que se entiende qué flujos de recursos derivados del negocio multinacional del narcotráfico se han lavado en el sistema financiero nacional y que han establecido una serie de eslabones en distintas esferas públicas y privadas que refuerzan la convicción ciudadana de que el sistema político partidista está comprometido seriamente o secuestrado por estas redes y que las elecciones generales próximas es más de lo mismo.

 

Se presume por la evidencia presentada que los partidos políticos que han hecho gobierno en los últimos años han tenido más de alguna relación con los personajes políticos que están hoy señalados, quienes han militado y jugado un papel protagónico en distintas alianzas de negocios, en componendas dudosas, en tráfico de influencias y en maniobras de tránsfugas desestabilizadoras dentro del Congreso de la República. El partido Lider junto al Patriota han sido los herederos benévolos en este período legislativo de estos políticos sinvergüenzas e inescrupulosos. Ciertamente estos personajes, que no son los únicos, estaban contando los días para la realización de las próximas elecciones en las que anticipaban su reelección y la victoria de sus “líderes”.

 

El caso “Lavado y Política”, que fue denunciado originalmente en el 2008 y engavetado debidamente en el Ministerio Público hasta que lo retomó la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, nos recuerda que los multimillonarios recursos del narcotráfico provienen y se distribuyen a nivel transnacional y Guatemala es una de las plazas regionales en la cual los tentáculos de estos negocios ilícitos han llegado hasta los más altos niveles de la política nacional y que a su vez están amenazando seriamente la seguridad regional y la de los países vecinos.

 

Es importante recordar a la luz de lo que se está revelando que Guatemala en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana, SICA, contribuyó junto a los países miembros del sistema a la elaboración de la denominada Estrategia de Seguridad de Centroamérica aprobada por los mandatarios en diciembre 2007, respondiendo a las necesidades de elevar los niveles de cooperación y de coordinación entre países no solo de Centroamérica sino especialmente con los Estados Unidos de América y con México.

 

Asimismo, Guatemala previendo las amenazas que se cernían a lo interno y a lo externo del país ratificó el acuerdo que establecía la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala en septiembre de ese mismo año 2007.

 

Me correspondió en aquellas circunstancias representar a Guatemala en las negociaciones de la estrategia regional y apoyar el acuerdo que establecía la CICIG en nuestro país.

 

Lamentablemente en estos ocho años subsiguientes en el que hemos observado la creciente relación entre la corrupción, la política y el narcotráfico, la diplomacia guatemalteca que debió de ejercer liderazgo constructivo y equilibrado en la región se desdibujó progresivamente y en especial en los últimos cuatro años dejó a la inercia el desarrollo de la Estrategia de Seguridad Regional. Se promovió la fallida política de liberar y regular las drogas que fue un inoportuno distractor. El SICA perdió su perspectiva en esta materia y ahora los desafíos se centran en el Triángulo Norte de Centroamérica. Aún no estamos preparados del todo para enfrentarlos.

 

Sin embargo, Guatemala empieza a ver la profundidad y la extensión de la corrupción en sus diferentes ámbitos, pero aún falta tocar fondo. La CICIG y el MP merecen un nuevo reconocimiento por la labor que están realizando que es histórica y que está contribuyendo a que el sistema democrático pueda regenerarse reformando y fortaleciendo sus instituciones.

 

Mañana sábado como ciudadanos conscientes y entusiastas estaremos nuevamente en la plaza de la Constitución propiciando también los cambios históricos que nuestro país demanda. Y quizá tome fuerza la necesidad de suspender y/o postergar las elecciones generales para que dé tiempo suficiente para una purga profunda del sistema partidista y así abrir espacios de participación y de organización a las nuevas generaciones con genuina vocación de cambio.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Hugo Barrios / colaborador de elPeriódico
Niñas en peligro permanente por las dañadas instalaciones de escuela en San Marcos

Ministerio de Comunicaciones no aprobó reconstrucción del edificio afectado desde el 2012 a causa del terremoto.

noticia Lizardo A. Sosa L.
Traspiés diplomáticos

Estas expresiones han causado sorpresa y escozor en las diplomacias de países amigos.

noticia Lucero Sapalú / elPeriódico
Rescatan a turistas que subieron el volcán Atitlán

Su equipo de campamento fue dañado por el cambio de clima y se perdieron al descender.



Más en esta sección

Nacimiento de gorilla en peligro de extinción en zoológico

otras-noticias

Leopoldo López ante el reto sortear el síndrome del olvido

otras-noticias

El voto anticipado en EE. UU ya supera al de 2016

otras-noticias

Publicidad