[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Judicialización y politización

opinion

¿Deseables o indeseables?

Judicializar, según el DRAE,  es un verbo transitivo que significa  “Llevar por vía judicial un asunto que podría conducirse por otra vía, generalmente política”. Ello implica entonces un cierto “desvío”. Y politizar, según la misma fuente, representa “el dar orientación o contenido político a acciones, pensamientos, etcétera, que, corrientemente, no lo tienen”. Pero más importante, es la segunda acepción de este último término: politizar es “inculcar a alguien una formación o conciencia política”. En estos días, muchos lamentan que se está judicializando la política y politizando la justicia. Creo que son dos cosas totalmente diferentes. Vamos por partes. Si usamos las palabras en su sentido natural, ¿es la “judicialización” siempre algo indeseable? Por ejemplo, veamos el caso de la acción pendiente de resolverse por la Corte de Constitucionalidad, en la cual se le pide que declare que el transfuguismo de los diputados es inconstitucional. El cauce normal podría ser que el transfuguismo estuviese prohibido en la Ley Electoral (como se plantea ahora en sus reformas) o en la Ley Orgánica del Organismo Legislativo. Es decir, sería una decisión política. Pero, como los diputados no han querido  atender esta patología de nuestra democracia (como la llama Alexander Aizenstatd), si la CC decide que el transfuguismo es inconstitucional, ¿se estaría materializando una judicialización de la política, en su caso, virtuosa? A veces no hay más remedio que ir a la vía judicial para resolver lo que por la vía política no se desea atender. El verdadero problema es, si una vez un asunto es trasladado a la vía judicial, se politiza la justicia. Ante todo, si se entiende por politizar el darle contenido político o peor aún, politiquero, a una resolución que no debería tenerla. Dicho de otra manera, es cuando esa “politización” significa la pérdida de la imparcialidad e independencia judicial para inclinar la balanza indebidamente y resolver para proteger intereses sectarios. ¿Se recuerda cuando Ríos Montt vaticinó antes de presentar su candidatura presidencial que ya tenía el voto favorable en la CC, con el “4 a 3”? Ese es un ejemplo de la politización de la justicia. Pero no toda politización es indeseable. La segunda acepción de este término en el DRAE, para mí, es aspiracional: inculcar formación o conciencia política en el ciudadano. Precisamente, por la falta de ello, es que estamos como estamos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/ elPeriódico
Conoce 10 maneras fáciles de ahorrar dinero a los 20 años
noticia Enrique García
Legislatura gastó Q14.1 millones en alimentos

El año en el que más dinero se desembolsó por este concepto fue en 2019.

noticia Acisclo Urizar aurizar@elperiodico.com.gt
Riña entre reos deja 24 heridos en la granja penal Pavón

Un enfrentamiento protagonizado ayer por presuntos integrantes de pandillas rivales  dejó al menos 24 heridos en la granja de cumplimiento de condena Pavón, según informó el Sistema Penitenciario (SP). La gresca se inició por inconformidades entre los presidiarios, indicaron las autoridades.



Más en esta sección

Mingob crea instancia para casos de ataques contra defensores de derechos humanos

otras-noticias

Chile celebra en grande la derogación de la Constitución de Pinochet

otras-noticias

Nacimiento de gorilla en peligro de extinción en zoológico

otras-noticias

Publicidad