[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Corrupción en pasarela

opinion

Es tiempo de enterrar la moda de la corrupción.

La política se viste de corrupción y hace gala llevando a todo el público guatemalteco un desfile digno de pasarela de fama mundial, por la que se pasean corruptos modelos, vistiendo atuendos confeccionados por verdaderos diseñadores de tráfico de influencias, cohecho, nepotismo y enriquecimiento ilícito.

 

A la pasarela se sumaron esta semana nada más y nada menos que el ex secretario general de la Presidencia y yerno de Otto Pérez, un ex viceministro de Energía y Minas, entre otros. La temporada lluviosa promete traer una colección completa y vistosa inspirada en color naranja con prendas impermeabilizantes a la transparencia y la ética pública.

 

La administración Pérez Molina está quedando en babydoll con tanto destape que semana a semana muestra las interioridades y verdaderas motivaciones que llevaron a este equipo a tomar la administración de la codiciada pasarela. El outfit de la corrupción se impuso de tal manera que marcó tendencia en la moda política guatemalteca, al punto que modelos aspirantes preparándose en el backstage, no se resisten y ensayan sus primeros diseños como quedó al descubierto con el combo de diputados vestidos de rojo, acusados de tráfico de influencia y otros delitos.

 

Haber hecho de Guatemala una gran pasarela de la corrupción no es mérito exclusivo del actual gobierno, pero su dedicación casi exclusiva al oficio significó el abandono de tareas esenciales y primarias como la salud, la educación, seguridad, tributación y administración de justicia, que han quedado cual trapos de cocina malgastados y percudidos.

 

De tanto tráfico, la pasarela de la corrupción está cediendo en sus cimientos pero aún torcida e inclinada, resulta atractiva para muchos diseñadores aspirantes que pese a no cumplir con los requisitos para participar en el desfile de otoño, hacen micos y pericos luciendo sus mejores fibras acrílicas estirando hasta donde pueden los márgenes legales obteniendo en subasta abierta, amparos que les dé acceso a finiquitos.

 

Esto pasa en nuestro país, mientras el mismo santo pontífice Francisco, condena a los cuatro vientos la corrupción diciendo en su reciente visita a Paraguay que la misma “es la gangrena de un pueblo”. Los boletos para el desfile de septiembre próximo no se venden pese a la publicidad y los anuncios que prometen nuevas colecciones diseñadas para satisfacer los gustos de una clientela que ya muestra cansancio y desinterés en prendas hechas de las mismas telas desgastadas y descoloridas.

 

Una avalancha de público sobre la desvencijada pasarela puede ocurrir en cualquier evento fashionista, poniendo fin a una generación de diseñadores que por 30 años marcó la tendencia de la moda en la política guatemalteca. Este accidente deseable por muchos sectores, daría paso a la creación de nuevos estilos políticos inspirados en fibras y texturas transparentes y sensibles que hagan fit con un cuerpo social que demanda diseñadores más sensibles e incluyentes con nuevas creaciones abstraídas del ánimo de lucro e inspiradas en las comodidades de sus clientes.

 

La moda de la corrupción política es demasiado superficial y banal como para durar por mucho tiempo más. La imagen del poder debe aspirar e inspirar a mucho más que el simple derroche y enriquecimiento. Es tiempo de enterrar la moda de la corrupción y desterrar del sistema político con todo y sus harapos, a los diseñadores que vistieron de pobreza y desdicha a todo un pueblo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Chan Zuckerberg Initiative anuncia 38 proyectos científicos con el objetivo de curar todas las enfermedades en la vida de nuestros hijos
noticia AFP
Cuba deporta a expresidentes Pastrana (Colombia) y Quiroga (Bolivia) tras declararlos “inadmisibles”
noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Exdirigente magisterial es beneficiado con arresto domiciliar

Caal permaneció prófugo durante casi cuatro meses, se entregó al Juzgado de Alta Verapaz.



Más en esta sección

La portada del día

otras-noticias

360º a vuelo de pájaro

otras-noticias

Guatemala se acerca a los 104 mil casos positivos de COVID-19

otras-noticias

Publicidad