[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

La fuga del “Chapo” Guzmán

opinion

El sábado pasado, Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, el jefe del cartel de Sinaloa y enemigo público número 1 de México, se fugó de la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, ubicada en Toluca, México, a través de un túnel de 1,500 metros de largo, que es un pasadizo, iluminado y ventilado.

 

Guzmán había sido recapturado en febrero del año pasado después de una década como prófugo de la justicia. Está acusado de narcotráfico en los EE. UU. y estaba en la lista de los más buscados de la DEA.

 

En 1993 fue capturado en Guatemala, extraditado y condenado a 20 años de cárcel en México por asesinato y tráfico de drogas. En el año 2001 se fugó de la prisión de máxima seguridad Puente Grande, ubicada en el
Estado de Jalisco, México.

 

El cartel de Sinaloa opera en toda Norteamérica, con ramificaciones en Europa y Australia. Es protagonista principal en la sanguinaria guerra de la droga en México y Centroamérica. Aparentemente, este grupo criminal controla la mayor parte de los puntos de trasiego de drogas en la frontera entre los EE. UU. y México.

 

La captura del Chapo Guzmán hace un año y medio fue considerada como un gran éxito en la lucha contra el narcotráfico y, sin duda, la segunda fuga de este narcotraficante es vista como un sonoro fracaso de la institucionalidad mexicana.

 

Entre las más espectaculares fugas de narcotraficantes más sanguinarios y requeridos por la justicia se encuentra la de Pablo Escobar Gaviria en Colombia, el 21 de julio de 1992.

 

Escobar, jefe del cartel de Medellín, conocido en el hampa como El Patrón, se fugó de la cárcel de máxima seguridad La Catedral, ubicada en Envigado, Antioquia, Colombia. Esta era una lujosa prisión que el régimen del expresidente de Colombia, César Gaviria Trujillo, había acondicionado para que Escobar purgara su pena de cárcel a cambio de no ser extraditado a los EE. UU. Posteriormente, Escobar murió violentamente el 2 de diciembre de 1993.

 

Sin duda, las instituciones de México están en deuda con la sociedad mexicana y con la comunidad internacional por la fuga del Chapo Guzmán, quien se ha hecho multimillonario en el narconegocio, y se espera que tengan éxito en la pronta recaptura de este delincuente transnacional, en aras de fortalecer la moral en la lucha contra el crimen organizado y del imperio de la ley.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
5 minutos

Lea lo que tiene que saber hoy en 5 minutos.

noticia
Juan Pablo Mozo presenta vinos chilenos y argentinos

Catador Foindesa, es aliado estratégico de Grupo Domaines Barons de Rothschild.

noticia Juan José Silva Mejía / DPI 2410 49148 2201
Miopía social


Más en esta sección

La portada del día

otras-noticias

Las de la paciencia

otras-noticias

El obstáculo en la negociación de las Cortes

otras-noticias

Publicidad