[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Conmovedoras y desgarradoras

opinion

La denominación “bomba monetaria” es acertada.

Conmovedoras y desgarradoras son las fotos de un jubilado griego que llora frente al banco luego de que le dijeran que no podía sacar su dinero. “Trabajé muy duro en una mina de carbón y en una fundición”, explica el hombre de 77 años. Actualmente, “veo a mis conciudadanos mendigar céntimos para comprar pan, veo los suicidios aumentar… no puedo soportar ver a mi país en esta situación”, explicó.

 

En Guatemala, en los años noventa, los medios de comunicación y el público parecían estar muy conscientes de lo que en aquel entonces se conocía como “la bomba monetaria”. El fenómeno fue desactivado y a todos se nos olvidó, solo para que volviera ser activada. En 2015, “la bomba monetaria” es el gran elefante en la habitación.

 

Entre nosotros las autoridades monetarias están orgullosas del manejo de la inflación, el tipo de cambio y las tasas de interés; pero un tercio del activo del Banco de Guatemala está comprometido en créditos al Gobierno. Dentro de ese financiamiento está “la bomba monetaria”, que es un gran préstamo al Gobierno a tipo de interés cero y los costes no repuestos por el Gobierno, asociados al mantenimiento de dicho préstamo. Los incumplimientos del Gobierno para con el banco central hacen que la magnitud de “la bomba” aumente cada año. La denominación “bomba monetaria” es acertada. Se trata de activos que no generan ningún interés; pero, como contrapartida, existe un pasivo por el que sí hay que pagar interés. Esos créditos le producen pérdidas al Banguat (¿qué otro banco central del mundo tendrá pérdidas?). En principio, el Gobierno debe cubrir esas pérdidas, pero el Gobierno no le paga al banco, y cuando lo hace paga con nueva emisión de bonos. Ante la falta de pago final, el banco central otorga más financiación al Gobierno. Debido a esto, el balance del banco central crece y crece año tras año, para darle nueva financiación al Gobierno.

 

Según el informe de Guatemala –en MarketTrends, una newsletter que te recomiendo si te interesan estos temas– el Banguat está en una situación complicada atado a un Estado que no le paga; y de continuar esta situación la estabilidad monetaria está en peligro.

 

luisfi61.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes
SIP reconoce a periodistas y trabajadores de prensa fallecidos por COVID-19

Más de 100 personas fueron reconocidas con el Gran Premio Libertad de Prensa 2020.

noticia Lorena Álvarez elPeriódico
Alimentos y transporte son los rubros que más se encarecen

La inflación en el primer cuatrimestre se ubicó en 3.92 por ciento, una de las más bajas en los últimos cinco años.

noticia Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Resoluciones de Sala de Alto Impacto ya no serán públicas

Las acciones que se planteen fuera de audiencia en casos llevados por los Juzgados de Mayor Riesgo ya no serán públicas hasta que cobren firmeza.



Más en esta sección

Juventus y Barcelona no llegan bien a su esperado duelo

otras-noticias

30 muertos en Costa Rica por bebida alcohólica adulterada con metanol

otras-noticias

Ligan a proceso a dos agentes de la PNC por la captura del periodista Sony Figueroa

otras-noticias

Publicidad