[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Editorial de hoy

Bofetada a la mujer

opinion

¿No se aplica a los hombres, pero se aplica a las mujeres?  ¡Por favor!

Jacobo Arbenz Vilanova –varón– se inscribió como candidato a la Presidencia de la República, sin ningún tipo de  tropiezo,  pese a que se encontraba en las misma situación –exactamente igual–  que aquella en la que se encuentra Zury Ríos, hijos ambos de caudillos militares que alteraron el orden constitucional o bien, que como consecuencia de esa  alteración, tal el caso  del  padre de Zury Ríos, haya asumido  la Presidencia de la República.

 

Tampoco se puso mientes cuando pidió su inscripción como candidato Lionel Sisniega Otero y se le inscribió,  sin más,  pese a que su abuelo o bisabuelo, Justo Rufino Barrios,  le colocaba en la misma situación, descendientes todos de caudillos militares que alteraron el orden constitucional o de quien,  como consecuencia de esa alteración, reitero,  haya asumido la Presidencia de la República. .

 

Lo que no se atrevieron con los hombres, Lionel Sisniega Otero y Jacobo Arbenz Vilanova, se atreven con la mujer, dignos exponentes las autoridades electorales del machismo inveterado que corroe hasta los cimientos la sociedad en que vivimos.

 

Los impedimentos para acceder a la Presidencia de la República, por lo general, son  malignos y  propios tan solo de los países bananeros,   desconocidos en los países desarrollados, salvo el caso del establecido para  los Saboya, en Italia,  excepción penosa que confirma la regla.

 

Desde el punto de vista estrictamente jurídico cabe señalar que el orden constitucional debe comprenderse en su conjunto y que si por mandato constitucional expreso no existe la prisión por deudas, mal podría existir responsabilidad para los hijos por las deudas de sus padres. ¡Por favor!

 

La dedicatoria personal del impedimento establecido en el Artículo 186 es tan obvia, que cae en el ridículo y, así, puesto que no se podía demostrar la participación de Efraín Ríos Montt en el Golpe de Estado del 23 de marzo,  tuvieron que inventarse la frase “o que como consecuencia de dicha alteración haya asumido la Presidencia de la República…”

 

Algunos “intérpretes” ¡Ah, los intérpretes! “interpretan”que ni Jacobo Arbenz Guzmán  ni Justo Rufino Barrios  alteraron el orden constitucional vigente –el actual– el surgido con la Constitución de 1985 –que es el orden  al que se refiere la prohibición constitucional y que  por eso  es que se les inscribió como candidatos–  pero olvidan– pequeño detalle-  que EfraIn Ríos Montt, al igual que aquellos, tampoco lo hizo  puesto que el orden constitucionalv igente, el de 1985, el que contiene la prohibición,  se estableció  tres años después de 1982, cuando  este ejerciera el mando.

 

Como siempre, les falla la “interpretación “a los “intérpretes”. ¿Por qué no entienden que la ley es la ley y que  cuando  riñe la ley con la justicia, prevalece la justicia?

 

La hija de Zury Ríos tampoco podría ser candidata, ni los hijos de sus hijos, ni sus nietos (seres humanos que ni siquiera han nacido) llevarían sobre sí el impedimento – y hasta la eternidad –tal la sublime “interpretación”–  “ interpretación”,  “jurídica” de las autoridades electorales  que  nos coloca al nivel de la bananera. –más bananera– de todas las repúblicas bananeras.

 

¿Qué dice el Procurador de los Derechos Humanos –más allá de sus simpatías y de sus compromisos con el partido político que, solapado– sus dos magistrados por delante ha fraguado el atropello?

 

En Guatemala, todo se sabe y si algún interés tienen por su nombre bien harán en revertirlo.  Por lo demás, pese a que hoy a las 12 de la noche se cierra la inscripción de candidatos  y que a esa hora es más que probable que Zury Riós  no se encuentre inscrita, es bueno que se sepa esto en nada obstaculizará su participación en las próximas elecciones del 6 de septiembre puesto  que cuando se ordene su inscripción –y esta será ordenada, necesariamente– la ley es la ley– sus efectos se retrotraerán al momento mismo en que la inscripción fue solicitada.

 

A los ridículos antejuicios que fueron promovidos en contra de Manuel Baldizón y de Sandra Torres, se suma ahora la ridícula denegatoria de inscripción de Zury Ríos, actos que, además  de ridículos, le han hecho  muchísimo daño al proceso electoral, tal y como se lo hizo la incertidumbre sembrada por las autoridades electorales sobre la celebración misma de las  elecciones y sobe las fechas,  incertidumbre incidente, necesariamente,  en  los niveles de empadronamiento y de participación; su necedad de lo de la campaña anticipada  –concepto inexistente– y, lo peor, su incapacidad de detenerla. Su incapacidad de proponer reformas, incluso las de conceptualizar la  sancionarla y las que ahora – tardíamente– se le ocurren–  ¿Por qué no lo hizo antes de convocar a elecciones?   Denegar la inscripción de Zury Ríos es una bofetada más a la mujer, a la ley y a la Justicia. Amén.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Casi atropella a una persona al intentar huir de un choque: por poco se lo lleva sobre el capó

Automovilista es grabado con celular por otro conductor.

noticia
Tesoros del faraón
noticia AFP
Último esfuerzo en busca de desaparecidos por erupción de volcán de Fuego

Los sobrevivientes se resisten a abandonar los restos de sus familiares enterrados en el poblado de San Miguel Los Lotes.



Más en esta sección

Mingob crea instancia para casos de ataques contra defensores de derechos humanos

otras-noticias

Chile celebra en grande la derogación de la Constitución de Pinochet

otras-noticias

Nacimiento de gorilla en peligro de extinción en zoológico

otras-noticias

Publicidad