[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Finanzas

Fitch Ratings redujo su proyección del PIB mundial


La calificadora de riesgo ubica el crecimiento en 2.4 y 1.7 por ciento para 2022 y 2023

foto-articulo-Finanzas

Fitch Ratings redujo sus proyecciones del PIB mundial en 0.5 puntos porcentuales hasta 2.4 por ciento para este año. Las previsiones para el próximo año prevén que la economía crezca solo 1.7 por ciento, lo que, a su vez, representa el recorte de un punto porcentual.

Entre los principales alicientes se encuentra la crisis del gas en Europa, la elevada inflación y la fuerte aceleración del ritmo de endurecimiento de la política monetaria mundial que están haciendo mella en las perspectivas económicas.

Ahora se espera que la eurozona y el Reino Unido entren en recesión a finales de este año, y Fitch prevé que Estados Unidos sufra una leve recesión a mediados de 2023.

Se espera que la economía de la eurozona se contraiga 0.1 por ciento en 2023, lo que supone un descenso de 2.2 puntos porcentuales desde junio y refleja el impacto de la crisis del gas natural. “Ahora esperamos un crecimiento en Estados Unidos de 1.7 por ciento en 2022 y de 0.5 por ciento en 2023, revisado a la baja en 1.2 pp y 1 pp, respectivamente”, dice el informe.

La recuperación de China se ve limitada por las restricciones de la pandemia de COVID-19 y una prolongada caída inmobiliaria, y ahora esperamos que el crecimiento sea de 2.8 por ciento este año y que se recupere hasta 4.5 por ciento el próximo, revisiones a la baja de 0.9pp y 0.8pp.

Sin gas
Las previsiones parten ahora de la base de un cierre total o casi total del gasoducto ruso a Europa. A pesar de los esfuerzos de la UE por encontrar alternativas, el suministro total de gas de la UE se reducirá significativamente a corto plazo, lo que repercutirá en las cadenas de suministro industrial. Estas repercusiones en la oferta se agravarían si fuera necesario un racionamiento para evitar la escasez total de gas, un riesgo clave en Alemania.

“En los últimos meses se ha producido una especie de tormenta perfecta para la economía mundial, con la crisis del gas en Europa, una fuerte aceleración de las subidas de los tipos de interés y la profundización de la crisis inmobiliaria en China”, dijo Brian Coulton, economista jefe de la firma.

Los precios europeos del gas y la electricidad al por mayor se han multiplicado casi por diez debido a la crisis. Un traspaso sin trabas a los precios minoristas del gas y la electricidad podría tener enormes repercusiones en la inflación del IPC. A modo de ejemplo, una subida de tres a cuatro veces en los precios minoristas del gas y la electricidad añadiría más de 15 puntos porcentuales al IPC.

Los gobiernos están dando respuestas para proteger a los consumidores y prevemos subidas más moderadas de los precios al por menor. Pero estas medidas de apoyo podrían tener importantes costes fiscales.

Golpe inflacionario

La inflación elevada y persistente, las elevadas expectativas de inflación a corto plazo y la rigidez de los mercados laborales han llevado a la Reserva Federal, al Banco de Inglaterra y al BCE a adoptar una postura más agresiva en los últimos meses. Los tipos de interés están aumentando mucho más rápido de lo previsto.

Ahora se espera que la Reserva Federal lleve los tipos a 4 por ciento a finales de año y los mantenga hasta 2023; el tipo de refinanciación del BCE se espera que suba a 2 por ciento en diciembre; y se prevé que el tipo de interés bancario del BOE alcance 3.25 por ciento en febrero de 2023. La Fed y el Banco de Inglaterra están en modo de endurecimiento cuantitativo, y el Banco de Inglaterra prevé la venta directa de bonos.

En contraste con el papel de la flexibilización cuantitativa en la pandemia, las políticas de los bancos centrales ya no apoyan la flexibilización fiscal para proteger a los hogares y las empresas de las perturbaciones económicas. Con el endurecimiento de las condiciones de liquidez, la relajación fiscal a gran escala podría hacer subir los tipos de interés reales a largo plazo.

Precios al productor de EE. UU. caen por segundo mes

Una medida de los precios al productor de EE. UU. cayó por segundo mes en agosto, a medida que los costos del combustible continuaron retrocediendo, aunque una medida subyacente de los costos mayoristas se reafirmó en una señal de inflación persistente en la línea de producción.

Inflación de EE. UU. supera las previsiones tras registrar un ritmo anualizado de 8.3 por ciento
El índice de precios al productor para la demanda final disminuyó 0.1 por ciento respecto al mes anterior y aumentó 8.7 por ciento respecto al año anterior, según mostraron los datos del Departamento de Trabajo el miércoles. Excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, el llamado PPI subyacente subió 0.4 por ciento más de lo previsto en agosto y 7.3 por ciento más que el año anterior.

Las cifras llegan inmediatamente después de datos de precios al consumidor mejores de lo esperado y alimentan las crecientes preocupaciones sobre la amplitud y el ritmo de la inflación de EE. UU. Si bien los precios de la gasolina disminuyeron en el mes, los productores enfrentaron costos más altos en servicios y algunos bienes.

Con la inflación a punto de ser elevada durante algún tiempo, se espera que la Reserva Federal eleve las tasas de interés en otros 75 puntos básicos en su reunión de la próxima semana, marcando el tercer aumento históricamente grande consecutivo.

Los datos del índice de precios al consumidor publicados el martes mostraron que la inflación repuntó en agosto, ya que las presiones generalizadas sobre los precios, desde el alquiler hasta los alimentos y los servicios públicos, compensaron una caída considerable en los precios de la gasolina.

El aumento de los costos a nivel del productor tiende a influir en los precios al consumidor, pero el informe del IPC también mostró cómo la demanda de los hogares influye en los aumentos de precios.

El informe del miércoles mostró que los precios de los bienes cayeron 1.2 por ciento, mientras los precios de la gasolina seguían cayendo. Los precios de los alimentos se mantuvieron sin cambios con respecto al mes anterior. Excluyendo alimentos y energía, el índice de costos de bienes subió 0.2 por ciento por segundo mes.

Los precios de los servicios aumentaron 0.4 por ciento, el máximo en tres meses. El 40 por ciento de la ganancia se debió a mayores márgenes para los minoristas de combustible.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelyn Boche/elPeriódico
Se registran más de 150 matrimonios de niñas, pese a prohibición
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Pasajero murió en el Aeropuerto Internacional La Aurora
noticia Marcela Gereda
“El silencio del topo”


Más en esta sección

Banrural lanza la promoción “El Mundial del Millón”

otras-noticias

Biografía de Rafael Álvarez Ovalle: conoce la historia del autor de la música del Himno Nacional

otras-noticias

Algunas películas que han marcado la historia del cine en Guatemala y que quizá no conocías

otras-noticias

Publicidad