[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Finanzas

La delgada línea entre el trabajador y la pobreza


La OIT abogó por políticas que consideren el incremento del salario mínimo y negociaciones colectivas con los trabajadores.

foto-articulo-Finanzas

“Tener una ocupación no asegura que el empleado caiga en la pobreza”, resaltó Roxana Maurizio, economista laboral de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al explicar que el aumento de los precios desde la pandemia hasta la presión por la guerra en Ucrania afecta el nivel de ingresos reales de los trabajadores. En este contexto, la organización ha observado en Latinoamérica un aumento del fenómeno del trabajador pobre que implica “importantes retrocesos en los mercados laborales”, dijo.

La directora regional interina de la OIT para América Latina y el Caribe, Claudia Coenjaerts, también se refirió al “trabajador pobre” como la persona que, aun teniendo un empleo formal, no logra cubrir todas sus necesidades básicas. Según Maurizio, este fenómeno se acentúa en países donde la ocupación ha recuperado los valores prepandemia, pero con menores ingresos laborales reales que registraban en 2019.

Ambas directivas dieron sus declaraciones durante la presentación del informe ‘Un crecimiento débil y crisis global frenan la recuperación del empleo en América Latina y el Caribe’. El documento señala que, en el primer trimestre de 2022, la tasa de desocupación promedio de la región se registró en 7.9 por ciento, una disminución de 0.8 puntos porcentuales comparado con el mismo trimestre de 2019 (8.7 por ciento).

En tanto la tasa de ocupación es de 57.2 por ciento, y la tasa de participación en la fuerza de trabajo de 62.1 por ciento. Pese a la recuperación positiva en la región, Coenjaerts advirtió que “una mayor informalidad y un aumento en el número de trabajadores pobres, se están configurando como grandes desafíos”.

Salario mínimo

Maurizio también enfatizó la pérdida de poder adquisitivo de los salarios mínimos frente a la aceleración inflacionaria. En Guatemala se registró una caída del -4 por ciento del valor adquisitivo de los salarios mínimos entre el primer trimestre de 2019 y el mismo periodo del 2022, según un análisis del informe. Hasta julio de 2022 el ritmo inflacionario en el país alcanzó 8.36 por ciento por lo que representantes del sector trabajador tienen previsto proponer el aumento de los salarios mínimos. Para Coenjaerts es crucial este tipo de medidas para enfrentar el deterioro de los mercados laborales.

Isela Espinoza
Reportera de Economía. Antes de unirse a la sección de inversión coeditó en la sección de Mundo en donde inició su carrera periodística hace 10 años. Graduada de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Jefe del EI muere durante operativo estadounidense en Siria
noticia Ana Lucía Mendizábal Ruiz/elPeriódico
Biografía de Miguel Ángel Asturias, Premio Nóbel de Literatura 1967: vida, obras y premios
noticia AFP
Dominó, el maestro de los juegos en Venezuela y un juego de maestros


Más en esta sección

Más de 1,400 personas hospitalizadas por COVID-19 entre agosto y septiembrs

otras-noticias

Líder Boca Juniors con dura prueba

otras-noticias

El carajillo del momento que debes probar 

otras-noticias

Publicidad