[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Finanzas

La inflación en Japón se acelera


Los precios de alimentos y el yen débil empujaron el nivel inflacionario. El país mantiene políticas monetarias relajadas.

foto-articulo-Finanzas

La inflación subyacente al consumidor de Japón se aceleró en julio a su nivel más rápido en siete años y medio, impulsada por los precios del combustible y las materias primas y se sumó al costo de vida de los hogares que aún no han visto aumentos salariales significativos.

En una señal de la creciente presión de los precios, el llamado índice “núcleo básico” que elimina no solo el impacto de la volatilidad de los alimentos frescos sino también los precios de la energía, también aumentó en julio al ritmo anual más rápido en seis años.

Si bien la inflación superó su objetivo del dos por ciento durante cuatro meses consecutivos, es probable que el Banco de Japón (BOJ) siga siendo un caso atípico al mantener las condiciones monetarias extremadamente relajadas con aumentos de precios aún modestos en comparación con otras economías importantes.

“Los precios de los alimentos y un yen débil fueron los principales culpables de la aceleración de la inflación”, dijo Yoshimasa Maruyama, economista jefe de Mercado de SMBC Nikko Securities, y agregó que espera que la inflación subyacente al consumidor alcance el tres por ciento este año.

El índice básico de precios al consumidor (IPC), que excluye los precios de los alimentos frescos, subió un 2.4 por ciento en julio respecto al año anterior, igualando un pronóstico medio del mercado, según mostraron datos gubernamentales.

Eso siguió a una ganancia del 2.2 por ciento en junio y marcó el ritmo más rápido desde diciembre de 2014, excluyendo los efectos del aumento del impuesto a las ventas.

Si bien los precios de la energía siguieron siendo los principales impulsores de la inflación, los aumentos de precios se aceleraron para una amplia gama de productos alimenticios en una señal de que las empresas continúan trasladando los costos crecientes a los hogares.

La economía de Japón se recuperó a un ritmo más lento de lo esperado en el segundo trimestre de una caída inducida por el COVID, destacando la incertidumbre sobre si el consumo crecerá lo suficiente como para impulsar una recuperación frágil y muy demorada.

Fitch: inflación en América Latina afecta el crédito corporativo

La inflación en Latinoamérica todavía afecta negativamente el crédito corporativo en la región, a medida que los países se esfuerzan por frenar la aceleración de los precios en medio de elecciones y cambios en las políticas fiscales y monetarias, según Fitch Ratings.

“Los indicadores de crédito comercial reflejan una lucha para frenar la inflación a medida que los países de la región se ajustan a los cambios de políticas que se derivan de las elecciones”, según una nota de los analistas de Fitch encabezados por Jay Djemal.

 Agregan que la economía argentina, por su parte, podría contraerse en el segundo semestre del año, con un regreso a un crecimiento del 1.5 y dos por ciento en 2023. 

La reciente flexibilización de los controles de capital para los productores de petróleo y gas tendrá un efecto “moderadamente positivo” en el sector y “la capacidad de las empresas de otras industrias para refinanciar los vencimientos a partir de 2023 dependerá en gran medida del levantamiento o la reducción de dichos controles de capital”, señalan.

Pasando a Brasil, prevén que los precios más altos seguirán ayudando a los balances de los exportadores de productos básicos y los precios de los metales y la minería también deberían permanecer altos a medida que continúan las interrupciones en la cadena de suministro y la guerra de Rusia en Ucrania.

En Chile, el entorno político es “inestable” y la incertidumbre continuará independientemente del resultado de la votación sobre el cambio a la Constitución, y en Colombia si bien el nombramiento de José Antonio Ocampo como ministro de Hacienda fue bien recibido entre los inversionistas, los analistas advierten que la “capacidad de la nueva Administración para equilibrar las finanzas del Gobierno sigue generando preocupaciones”.

Las empresas de México enfrentan una perspectiva más débil y el PIB no alcanzará los niveles previos a la pandemia hasta 2023. 

Se considera que una posible desaceleración económica de Estados Unidos también afectaría el crecimiento del país el próximo año.

Para terminar, anotan que la política fiscal y monetaria más estricta de Perú limitará el crecimiento, así como los precios más altos del petróleo, la caída del precio del cobre y la incertidumbre en torno a los conflictos sociales.

Petróleo bajó esta semana por temor a la recesión

Ayer los precios del petróleo se estabilizaron, pero cayeron durante la semana por un dólar estadounidense más fuerte y los temores de que una desaceleración económica debilite la demanda de crudo.

Los futuros del crudo Brent cerraron en US$96.72 el barril, ganando 13 centavos. El crudo US West Texas Intermediate terminó con un alza de 27 centavos a US$90.77. 

Ambos puntos de referencia cayeron alrededor de un 1.5 por ciento en la semana por las preocupaciones de los inversores sobre las próximas subidas de tasas.

La fortaleza del dólar estadounidense alcanzó un máximo de cinco semanas, lo que también limitó las ganancias del crudo, ya que hace que el petróleo sea más caro para los compradores en otras monedas.

“Aunque el complejo petrolero ha podido ignorar un dólar fuerte en cualquier sesión dada, las tendencias prolongadas del dólar fuerte supondrán un gran obstáculo para las ganancias sostenibles del precio del petróleo”, dijo Jim Ritterbusch, de la firma de asesoría de comercio de petróleo Ritterbusch and Associates, en un comunicado.

Récord en los precios al productor alemán

 El panorama económico para Alemania es sombrío debido al aumento de los precios de la energía y las interrupciones en la cadena de suministro, dijo ayer el Ministerio de Finanzas, un mensaje subrayado por un salto récord en los precios al productor.

La economía alemana, la más grande de Europa, se estancó en el segundo trimestre, con la guerra en Ucrania, el aumento de los precios de la energía, la pandemia y las interrupciones del suministro que la llevaron al borde de una recesión.

“Las perspectivas para un mayor desarrollo (de la economía) actualmente son notablemente sombrías”, dijo el ministerio en su informe mensual de agosto, y agregó que estaba marcada por “un alto grado de incertidumbre”.

El Gobierno alemán pronosticó en abril una inflación de 2022 del 6.1 por ciento. Presentará proyecciones económicas actualizadas el 12 de octubre, dijo el Ministerio de Hacienda.

Redacción El Periódico
El equipo de redactores y editores de elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Designación del nuevo fiscal general
noticia Denis Aguilar / elPeriódico
Detenidos modificaban datos del DPI con apoyo de trabajadores del Renap
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Juzgado autoriza tramitar nuevo proceso de extradición contra Erick Archila


Más en esta sección

OSAR registra más de 46 mil nacimientos en madres entre 10 y 19 años

otras-noticias

Cuba ratifica en referendo Código de Familias que legaliza matrimonio gay

otras-noticias

“Janja”, la esposa de Lula que quiere mudar el papel de primera dama

otras-noticias

Publicidad